De putas, prostitutas y rameras…

Platicando con mi amigo Aristócrates Botello, me presumió una lista de preguntas que le hacen los lectores del Aviso, entre ellas, algunas que ya habían sido contestadas en otros artículos de la revista, y algunas que no iba a contestar pronto. Alguien le preguntaba la diferencia entre puta, prostituta y ramera…Escogí esa y otra dos preguntas y le dije: “déjame estas, yo me las echo”… “Échatelas, pues”, me dijo y, como siempre, se fue sonriendo. Le digo que ha de ser el hombre más feliz del mundo, o el más menso, porque siempre se anda riendo… y nomás le da risa.
De veras que uno con tanta experiencia en la vida y no se pregunta cuál sea la diferencia, si es que hay alguna, entre prostituta, puta y ramera. A veces por no saber, o no fijarse uno bien, pueden pasar malos entendidos; como aquel que andaba buscando un prostíbulo para su tía y lo que necesitaba su tía era una prótesis. O como aquel otro muy aficionado al canotaje y que en cuanto se casó supo de una competencia de canotaje para parejas y, sin más practicar, le entró junto con su esposa… y ándale que terminaron en último lugar…. El amigo este, que estaba acostumbrado a ganar, o salir en los primero lugares, no se aguantó y le reclamó a su flamante esposa… “¿Mi vida, pero si me dijiste que eras buena remera?” a lo que la esposa respondió cansada y enojada: “¡Yo te dije que era ramera, idiota, ra-me-ra!”
A pesar de ser la profesión más antigua del mundo, según cuentan, esta profesión nunca ha sido bien vista ni ha sido aceptada, por lo menos abiertamente, por la sociedad “decente”. Lo que no se entiende es ¿cómo fregaos se ha mantenido tanto tiempo?, si no es aceptada. A no ser que la prostitución y la hipocresía hayan empezado por los mismos años, lo cual es muy probable… Anigúey… Parece que el negocio siempre ha sido floreciente… y floreció más aún cuando salieron las “rameras”… te voy a contar
Las de la profesión han sido explotadas con mucha frecuencia. No sólo no se les paga a veces, sino que, después de ser usadas son maltratadas, vilipendiadas y hasta asesinadas. Por eso se empezaron a agrupar… y hasta puede ser que ellas hayan inventado los sindicatos. Empezaron a trabajar es casas especiales, que algunos llaman “casas de citas”, pero que yo recuerde…, digo, según dicen: nunca se necesita cita. En esas casas, trabajan más seguras y la clientela llega sola, pero tienen que dejar parte de sus ganancias para la casa. Viendo que la casa les quitaba mucho, que había envidias, preferencias, relajos y pleitos, hubo una que dijo: “Si esto sigue degenerando, yo agarro mis calzones y me voy”… y se fue a trabajar a su casa y muchas otras hicieron lo mismo.
Pero como en aquellos tiempos no había páginas amarillas, ni celulares, mucho menos El Aviso para anunciar el negocio… Ni siquiera nombre había en los callejones y calles, ni números en las casas… Por lo que un día, una del oficio le dijo a un cliente en el mercado, que le iba a dejar una señal para que diera con su casa y que la señal sería un ramo de flores en una ventana…, De volada la encontró el fulano ¡Fácil y con la chueca! A otras les gustó la idea y empezaron a anunciar el negocio con un ramo de flores en la ventana, o así medio disimulado en el zaguán… Y así fue como floreció el negocio, con los ramos de flores, y de allí les vino el nombre de “rameras”… Con el tiempo se acabó la costumbre, porque los clientes empezaron a llevarse los ramos para contentar a las esposas… (A esas horas estaban cerradas las florerías… ¿cuáles florerías?… o estaba oscuro para andar cortando flores…)… yo no fui el primero que hizo eso, nomás me contaron.
Eso en cuanto a las “rameras”… Prostituta es la que trabaja en forma organizada y por lo general cuenta con un agente que puede ser un pobre diablo: pimp o padrote, o una agencia de lujo donde la clientela es selecta y son los que las hacen caras… “Puta” vendría siendo la que lo hace casi por gusto y se conforma con lo que le den…
Como los tiempos cambian, las viejas “rameras” hoy se llaman “güeberas”… ¿cómo que por qué? Porque para trabajar por su cuenta, tiene su página “güeb” en la internet… y se seguirán adaptando a los tiempos porque han sido de la profesión más vieja del mundo y seguirán por lo siglos de los siglos amén….digo, mientras haya clientela….
Y aquí les voy con mi hacha…Ojalá esa clientela sea lo suficientemente sensata para, dentro de lo que cabe, saber respetar a toda mujer, aún a aquellas que no se den a respetar…. Porque si prostituirse es… y aquí tengo unos sinónimos en Microsoft: envilecerse, degradarse, humillarse, deshonrarse, mancillarse, desacreditarse… venderse, ir contra los principios a cambio de ganancia, hacerse de la bolsa gorda y la vista flaca… Si en eso y cosas parecidas consiste el prostituirse, va a estar muy difícil para que alguien lance la primera piedra cuando de apedrear prostitutas y prostituidos se trate….y no te hagas que no entiendes, no seas p….

Salud y saludos y hasta la próxima semana

Anuncios

Acerca de licvidriera

Leo, medito, escribo, vivo y escribo en la eternidad
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s