Solemne visita de la Virgen del Zapotal a la Virgen de San Juanatán.

Cuando el joven y beato cura le propuso con humildad sublime y temor extremo al eminentísimo señor arzobispo la idea de organizar una solemne procesión diocesana para que la Virgen de Zapotal visitara a la Virgen de San Juanatlán, jamás imaginó que mereciera la regañada que recibió. Rojo de sagrado coraje el obispo lo acusó de hereje, idólatra, estúpido y majadero, faltando poco faltó para que “ipso facto” lo excomulgara, “hic et nunc”, con todos los agravantes del caso. Estuvo a punto de mandar al maldito al fuego eterno, pero se contuvo y sólo le dijo que si no tenía otras cosas mejores en que pensar se dedicara a descular hormigas.

Sin decir palabra, con la cola entre las patas y las patas arrastrando, salió el padrecito pálido y sorprendido, dejando al obispo más rojo que la purpura cardenalicia, hirviendo en sacro coraje.

Y pensar que al padrecito hasta había llegado a pensar que había sido una inspiración divina, cuando de repente se le ocurrió la idea del encuentro de las Vírgenes. Parecía tan buena idea llevar a la virgen de Zapotal a visitar la virgen de San Juanatlán; no sólo le parecía una buena idea, hasta le parecía una obra de caridad.  Algún día podrían ir juntas a visitar a la Virgen de la Villa. Tan buena le parecía la idea al padrecito que no dudo en hacer la cita con el obispo, aunque ya sabía de los humores del prelado. Estaba seguro de que aprobaría su idea y lo premiaría con una vicaría mejor que la pobre capillita de barrio donde lo tenía desde hacía doce años, el tiempo que tenía de sacerdote… Ahora con esto, ¿a dónde lo mandaría? “No puedo caer más bajo”, pensó y se arrepintió luego de andar recordando canciones de José Alfredo, se tendría que confesar esa tarde para acusarse también de haber tenido malos pensamientos sobre su señor obispo. ¡Parecía tan buena la idea…!

“¡Idea más loca y estúpida!- Pensó el obispo- …. “Sonso padre”.

Las ideas normales llegan al cerebro, se presentan y son aceptadas o rechazadas en cuestión de segundos,  pero las ideas locas y sonsas, esas duran rato dando vueltas y vueltas en la cabeza, como si anduvieran perdidas, como que no encuentran la salida y no saben qué hacer. La idea sonsa y loca del padrecito, ahora en el cerebro arzobispal, empezó a hacer caminito. Vuelta y vuelta…“Idea más loca y estúpida ¿una visita de la virgen del Zapotal a la Virgen de San Juanatlán?

“Nomás falta que quieras llevar al Santo niño de la Antorcha a visitar al Señor de los Relámpagos, estúpido” le había dicho el prelado al padrecito… esa había sido idea del prelado… el niño de la Antorcha visitando al señor de los Relámpagos… Mmmm…Lo dicho, las ideas sonsas se quedan en la cabeza.

Qué mecanismos del cerebro sean los que transformen una idea loca en una idea sabia es algo que todavía no saben los estudiosos,  tal vez pronto una idea loca les dé la respuesta. Pero fue el caso que la loca propuesta del padrecito se fue transformando poco a poco en la mente arzobispal. Del comedor al final de la siesta se dio la transformación.

Los jueves eran los días de los banquetes en la casa arzobispal. Saboreó el suculento banquete casi en silencio, oyendo poco y contestando menos de las conversaciones sosas de sus acompañantes. El paseo después de la comida lo hizo solo y la siesta también, por supuesto…  al levantarse de la siesta la idea loca del padrecito empezaba a transformarse en la genial idea del señor arzobispo. Una visita de la virgen del Zapotal a la virgen de San Juanatlán. Habría críticas de los teólogos, parecería una herejía hacer que se encontraran dos vírgenes, pero sería un gran negocio… espiritual, por supuesto. ¡Cuántas almas se salvarían! Se acrecentaría el amor a la virgen María, se vería la unidad de las diócesis y del pueblo mariano… pero ¿la unidad de las dos vírgenes? No, no había nada malo en eso. Las podrían juntar, después de todo venían gentes alteñas a Zapopan a visitar a la Virgen, como iban gentes de la ciudad a visitar la Virgen de San Juan, no estaban enojadas ni eran enemigas, entonces ¿por qué no juntarlas?

Se me está ocurriendo una idea loca. Le dijo el arzobispo, esa misma tarde, a su obispo auxiliar de más confianza.

¿Qué tan loca, eminencia?

Llevar en una peregrinación solemne de la diócesis a la virgen de Zapopan a visitar a la Virgen de San Juan… Dijo con una calma como si estuviera hablando del estado del tiempo…y el tiempo era agradable y apacible.

El joven obispo auxiliar respetaba al arzobispo no sólo por viejo, sino porque había sido su maestro en el seminario y siempre lo consideró sabio y prudente… “De dónde sacaría esa idea tan… loca”, pensó, pero no dijo nada, se quedó esperando que el arzobispo dijera que era una broma o algo parecido y hasta hizo una ligera inclinación de cabeza animando a su eminencia a que continuara, pero su eminencia respondió con el mismo gesto animando al obispo a que diera su opinión.

Sería una novedad, ciertamente. Dijo por fin el obispo sin comprometer mucho.

Más que novedad sería una magnífica oportunidad para promover la devoción a la Virgen, al tiempo que acercaríamos a las dos diócesis.

– ¿Cree usted que sería prudente? Lo primero que diría la gente es que lo hacemos por negocio. Se trata de dos vírgenes diferentes, aunque todo el tiempo les hemos dicho que son una y la misma. Nunca les hemos dicho que raya en superstición el darles diferentes atribuciones a las diferentes imágenes de la Virgen. No les hemos insistido en que no hay necesidad de visitar a la virgen en algún santuario especial, que la milagrosa es la virgen no el santuario y que la virgen los oye en todas parte…No le hemos dicho muchas cosas que al juntar a los dos vírgenes la gente va a empezar a pensar…

La verdad, padre, aunque les dijéramos que son una y la misma, nunca nos lo van a creer, como nunca nos han creído. La gente hace perfectas distinciones entre una y otra y otra y otra virgen… Nomás imagínese padre lo que sería juntar un día las tres vírgenes  más poderosas de México, que un día juntemos a la generala zapopana y la san juanita con la morenita del tepeyac… Se imagina la cantidad de… gente que podríamos juntar… podríamos hacerle un santuario  maravilloso y de cuando en cuando las juntaríamos y  juntaríamos…

El joven obispo vio un brillo especial en los  ojos de su eminencia, brillo que muchos juzgarían brillo de santidad, pero él sabía bien que era el brillo de los elegidos de dios, de los ricos, de los que tienen visión y ambición… de los que mueven a las masas y  hacen  las grandes obras… y se redujo el joven obispo a aprobar los comentarios de su eminencia.

Tres millones 456 mil 827 almas se juntaron en esa peregrinación… La virgen de San Juan salió a recibir a la de Zapopan en una explanada que años antes había sido consagrada con la visita de un Sumo Pontífice.

El arzobispo no dejó de sonreír a pesar de apreturas, calor y aburridas ceremonias y más aburridos sermones, pero todo fue un éxito consumado. Hubo 12 muertos, 4563 heridos, 389 desmayados, 23 milagros, 22 por comprobar y uno dudoso, tres vírgenes salieron embarazadas y el Espíritu Santo se negó a reconocer la paternidad. Los que estuvieron cerca daban versiones diferentes, mientras unos decían que las dos vírgenes al encontrarse lloraron, otros decían que ni siquiera se hablaron. Del dinero y de la colecta nunca más se supo nada, pero la gente habló y hablara de esa peregrinación por los siglos de los siglos…. amén… digo, mientras no vayan estas dos vírgenes a visitar la virgen de la villa. Y alguien ya está planeando una reunión mundial de las once mil vírgenes….

Salud y saludos y hasta la próxima…

Anuncios

Acerca de licvidriera

Leo, medito, escribo, vivo y escribo en la eternidad
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s