¿QUÉ TAN PODEROSO ES EL PODER?

Fue un sentimiento agradable y no muy conocido cuando empezamos a estudiar filosofía. Atrás quedaban seis años de humanidades: las matemáticas, la gramática, los versos, las lenguas, la historia, la música. Seguía el serio pensar.  Y aquellos jóvenes estudiantes tomábamos poses de sabios, poses de pensadores serios, ¿griegos? Desde el principio, en cuanto empezábamos a desenredar silogismos ya nos llamábamos filósofos y casi exigiamo srespeto. aunque nos asomábamos con curiosidad y cierto temor y mucho respeto a los huertos sombríos y a los vericuetos de doña Filosofía, la madre de todas la ciencias… ¿Qué digo la madre?, la abuela de las ciencias. Desde el principio también, queríamos dar respuestas definitivas a las grandes preguntas que  habían ocupado por años las grandes mentes de los grandes sabios de la antigüedad… que si el universo era finito o infinito, que si el alma…, que si dios…. pero tampoco faltaban las puntadas chocarreras, no tanto las simples como el niño que preguntaba al padrecito:

¿es cierto que dios está en todas partes?
Sí, niño, dios está en todas partes.
¿y también en el corral de mi tía Juana?
también allí en el corral de tu tía Juana está dios, niño…
¡´éjele, allí no puede estar, porque mi tía no tienen corral!!!

Aún nuestras preguntas chocarreras eran más filosóficas, como el que preguntaba-

¿Es cierto que dios todo lo puede?
Claro, por eso es dios todopoderoso, porque todo lo puede!
Entonces pude hacer una piedra grandísima..
Por supuesto que puede hacer la piedra más grande que se haya visto jamás
Y puede hacer una piedra tan grande, tan grande  que no la pueda levanta ni él mismo…..

Allí se acababa la plática, porque no sabíamos como contestar, pero nos quedaba botando en el cerebro tierno y duro de aquellos tiempos, la cuestión de que si dios es todo poderoso cómo es que no podía levantar la piedra…. o cómo era que no podía hacer una piedra tal…

Han pasado muchos de que “estudié” filosofía, vas a creer que el otro me encontré aquella pregunta todavía botando en el cerebro… y encontré la respuesta que entonces nos daban, y que no nos satisfacía, que no era que Dios no pudiera hacer una piedra con esas características, sino que la piedra no podía ser hecha, como quien dice: la culpa, si es que había, era de la piedra y no de Dios, pero si la piedra ni siquiera existía ni podía existir, ¿cómo podía ser culpable?  ¿Será que el poder tiene límites? ¿Qué tan poderoso es entonces el poder?…

Esta cuestión apareció en mis recuerdos, porque hoy que un güerillo flaquillo empezó a soltar secretos de los poderosos y los puso a temblar… me hizo pensar que el poder no es tan poderoso… ¡le tuvieron miedo! y es un muchacho flacucho… un amigo me preguntó que qué significaba “wikiliks” le dije que débil, cursiento y me la creyó…pensó que era el apodo del muchacho. El caso fue que desde la casa blanca hasta la casa de san pedro y la casa de pancho se asustaron..¿qué tanto sabría ese muchacho y que tanto estaría dispuesto a divulgar?  Los no poderosos pedíamos que siguiera divulgando “verdades”, que a fin de cuentas ni eran tan grandes verdades, era lo mismos que todos sabíamos o sospechábamos, pero en forma más “oficial”, en el fondo ya sabíamos que no llegaría lejos, porque esas cosas, de descubrir la verdad, no suceden en nuestra sociedad. La verdad no corre por nuestros caminos… es la mentira la que lleva las riendas. (Al final veremos que el verdadero poder es la verdad)

 

A estas alturas ya debería de haber dicho lo que es poder, para saber de qué estamos hablando… pero todos tenemos idea vaga del poder, se puede tomar por diferentes lados, puede ser fuerza, capacidad de hacer algo, dominio de los demás o de un grupo, fuerza personal fuerza de grupo, poder del gobierno, poder del pueblo, poder de la prensa, de la iglesia del dinero de la prensa, de la verdad, de la mentira… knowledge is power… todos queremos ser poderosos, todos queremos tener el poder… para ser el mero fregón, para que nadie me mande y mandar a los demás… Para eso es para lo único que se ha usado lo que llamamos poder y por eso la humanidad anda como andamos… a gatas…arrastrados…

Pero ya vimos que el poder tiene miedo y el miedo causa pleitos y guerras… y al tamaño del miedo es la pistola… para ser poderosos hay que andar bien armado… ¿Qué hay súper poderes? ¡Claro! Un súper poder, que también llamamos súper potencia… es el que tiene la pistolota más grandota. Si dios le tiene miedo al diablo y tiene que armarse contra él, ya no podemos decir que sea muy poderoso y es tiempo de ir buscando otro dios, porque todo el que tenga miedo….pierde el poder. Apréndete esto. El verdadero poder consiste en no tener miedo.

A nadie nos guata que nos anden sacando nuestros trapitos al aire… a nadie nos gusta que nos vigilen… No les gustó a los poderosos, pero que bien que ellos sí nos vigilan a nosotros… nos vigilan en el suelo y nos vigilan en el cielo… No puedes salir al jardín de tu casa a echarte un flatulento pedo, porque hay un satélite que te está viendo. Y dicen los expertos (así se dice cuando vas a echar una mentira, como cuando vas a decir que tal país tiene armas de destrucción masiva y que hay destruirlo masivamente) pues dicen los expertos que desde arriba se ve la bolita de gas que te sale del trasero y se ve cuando le hace pufff… o nomás sale el pufff… o el Prrrrrrrrrrrrredo… El caso es que uno necesita privacidad y lo poderosos no piden permiso para andarse metiendo en la vida de uno, pero cuando alguien se mete en sus asuntos, porque le interese la verdad, porque le interese el bien del pueblo, como quien dice, se mete de redentor… ¿Te acuerdas lo que decían antes?: “Métete de redentor y saldrás crucificado” Hoy los poderosos ya aprendieron que no es bueno hacer mártires ni darle héroes al pueblo… ahora los redentores tienen una opción… ¿quieres salir crucificado o aceptas un contrato millonario para escribir un libro? y Pss claro, la mayoría opta por escribir el libro… Adiós interés por la verdad, adiós interés por los demás….

Por eso desconfía de los poderosos que tienen miedo, esos no son poderosos, el verdadero Poder es no tener miedo a nadie ni a nada… y no imponer la voluntad pro el temor, porque si la gente deja de tener miedo se te acaba tu poder… Ahí tienes a los dioses del Olimpo… el día que los hombres les perdieron el miedo fue cuando salieron todos los grandes héroes, los que no le tuvieron miedo a los dioses y se pusieron al tú por tú con ellos… y los dioses se rindieron y se fueron… Un dios poderoso es uno que no tenga miedo a nadie y que no haga que le tengan miedo… y Tú si quieres ser poderoso, si quieres tener poder… lo primero que tienes que hacer es decir: no tengo miedo a nada ni a nadie, ni al diablo ni mucho menos a dios… ni a la muerte y mucho menos a la vida… Supongamos que alguien te sale y te diga: “Te voy a matar…” Tú no tengas miedo, no te muestres asustado, contrólate, y dile: “Ándale, mátame, yo en tres días reconstruyo mi espíritu y voy a estar en un mundo nuevo y feliz, en el cielo para toda la eternidad, mientas tú te vas a podrir en una cárcel para toda la vida” Échale el blof e, si pega bueno, si no despegado estaba….

Ya nomas para resumir: Los poderosos que basen su poder en las armas es porque tienen miedo y eso es no tener poder, ese poder se pierde más temprano que tarde…

Si tú quieres tener poder… deja el miedo abajo de la piedrota grandota que no pudo hacer dios…. salud y saludos y hasta la próxima

Anuncios

Acerca de licvidriera

Leo, medito, escribo, vivo y escribo en la eternidad
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s