Resucitados radioactivos y muertos nucleares…

Parece que hace muchos años, aunque no deben de ser tantos porque yo me acuerdo, que decíamos: Si nuestros abuelos resucitaran se volverían a morir de la sorpresa al ver el mundo tan cambiado… Y no es que hubiera cambiado tanto: había televisión, radios más chicos, volaban más aviones…las guerras eran más crueles, la música era más ruidosa y la gente vestía distinto, los cambios de los sesentas y setentas… Claro que el mundo siempre ha estado cambiando, sólo que a veces como que agarra vuelo, ha de agarrar alguna bajadita, y cambia más rápido. Ahora por ejemplo ya no es necesario que resuciten los abuelos para que se mueran de la sorpresa al ver el mundo tan cambiado, con que resuciten nuestros padres, o mi compadre que se murió el otro día, ya encontrarán un mundo distinto, porque este mundo cambia de la noche a la mañana… pero ¿de veras cambiará, o nomás se pondrá otra máscara o se dará una maquillada?  Porque si un menso como llo…visnando resucita, puede ser que si se sorprenda y se apantalle con los cambios, pero si un sabio resucita, puede ser que lo único que diga sea: ¡Ah, bárbaros, no han aventajado nada! Porque nomás desde al ver se ve que la gente no es más inteligente que antes… (Muchos creen lo contario, yo no) con ver las caras y los cuerpos y oír un poco lo que se dice y se platica, lo que se oye en radio y televisión, se da uno cuenta que el mundo no es más inteligente y el que me diga lo contrario es que es un menso. El sabio se sorprendería, pero no de los cambios, sino de la falta de cambios: ¡¿Todavía sieguen usando cebo y aceite de dinosaurios para sus máquinas?! (Eso es lo que usamos) ¡Están atrasados! ¡¿Todavía tienen emperadores y reyes y jefes como Atila y Gengis?! ¡Y la electricidad la siguen produciendo con turbinas! ¿No se les ha ocurrido otro método? Los hay más fáciles, eficientes y menos peligrosos… ¿de qué les sirven sus computadoras si no las saben utilizar?…

Y de los resucitados el abuelo se moriría de asombro al ver lo mucho que hemos progresado y el sabio se moriría de tristeza al ver que no hemos progresado nada… ni en organización social ni en el uso adecuado de los recursos naturales… ni en la convivencia con la naturaleza y el universo.

Nomás al ver las noticas del desastre en Japón…Al oír a los que se paran frente a las cámaras a comentar las noticias nos damos cuenta que no saben, o no saben explicar, lo que está pasando. Eso nos sacamos por andarle soltándoles micrófonos a payasos o caritas para que nos diviertan, me refiero más que nada a la falla en los reactores nucleares. Muchos hablaban de meltdown y no sabían en qué consistía. Otros hablaban de explosiones atómicas. Y el público general, que yo ya lo habría degradado a sargento cuando bien le fuera, menos sabía y menos entendía…y no es que no haya información, hay mucha, hay librerías, hay internet, hay libros vendidos y gratis, pero como que no confiamos en nuestra capacidad para entender o somos muy flojos, y muchos están esperando, como yo, esa pastilla mágica que nos hará sabios de la noche a la mañana; mientras eso sucede te diré unas cuantas cosas de lo que yo creo y he oído por allí.

Energía nuclear es la que se logra liberando la fuerza que une las partículas del átomo, energía química es la que se logra liberando los átomos de una molécula. Es mucho mayor la que se logra del átomo que la que se logra de la molécula.

La electricidad la seguimos produciendo con turbinas que al girar a gran velocidad, producen un campo magnético que genera electricidad, que por medio de cables se lleva a donde se necesita… y a donde no se necesita también.

Las turbinas se pueden hacer girar de diferentes maneras: con la presión del agua de una represa y serán las hidroeléctricas, con el vapor de calderas calentadas con carbón y serán las… no se mencionan mucho porque contaminan con sólo nombrarlas… o se pueden lograr el vapor calentando el agua con una reacción nuclear controlada. Se busca un elemento radioactivo, lo que quiere decir que se “calienta fácil y se calienta mucho”, que es inestable porque tiene muchos electrones girando alrededor del núcleo. Cuando se alborotan esos electrones y se separan del núcleo, producen un calor de los mil diablos, y se aprovecha ese calor para calentar agua y producir vapor para mover las turbinas y se condensa el vapor y se vuelve a usar el agua que nomás anda dando vueltas. Para todo ese movimiento se necesita electricidad para el equipo de pompas y demás. En caso de un temblor se ordena que se pare el reactor y se para la electricidad, pero se suple con generadores diesel para mantener frio el corazón radioactivo del reactor, pero vino el tsunami y destruyó los generadores y no había modo de echarle agua al reactor y aquello se calienta hasta derretirse, no explota, pero produce vapor radioactivo, lo que explota son los contenedores, las estructuras, con tanto vapor, y allí es cuando se puede escapar eso que se llama radioactividad, porque las partículas radioactivas que han empezado una reacción de descomposición en cadena ya no van a parar en muchos años y todo lo contaminarán a su paso y salen…salen… has de cuenta que es  un tsunami de partículas inestables que andan buscando con quien juntarse, un enjambre, que atraviesan casi todo lo que se encuentran a su paso, incluyendo cuerpos humanos, y como son átomos descompuestos, descomponen a los demás y es donde causan cáncer y pudren los cuerpos y las cosas, y dura por muchos años la descomposición. Aunque son pequeñísimos e invisibles, hasta en la piel se nota cuando entran al cuerpo, dejan como cráteres de meteoritos, porque entran a madres. Pueden matar, si la radiación es mucha o pueden alterar muchas partes del cuerpo, pueden alterar genes, cromosomas, etc. y es por eso que a veces nacen niños enfermos o fenómenos, sin brazos, sin ojos, o no nacen…

El cuerpo está acostumbrado a la radiación, porque lo que nos llega del sol todos los días, hasta en los nublados, es radiación, pero la de algunos elementos, como ese uranio 235 que se usa en los reactores atómicos, es de mucho cuidado… Hay protectores y hay remedios, pero lo mejor es no exponerse… yo les recomiendo informarse un poco más para que no le den atole con el dedo,  para no asustarse más de la cuenta… ni confiarse más de la cuenta…

EL PILÓN: A veces pasa que los pleitos entre los productores de electricidad nos desinforman para llevar agua a su molino, los que la producen con carbón dicen que la nuclear no sirve y al revés… Con un kilo de Uranio 235, se produce la energía que se produce con 2400 tonelada de carbón…

Hoy todas las compañías de electricidad dicen que sus reactores nucleares son seguros y que no hay peligro…. así le dijeron a mi hermana y resultó con un “Chipote” ¿Cómo pueden asegurar que no hay peligro? ¿Que no están viendo loqeu puede hacer la madre… naturaleza?… ¿No han entendido que lo único seguro es la muerte y los impuestos…. y las mentiras de la gente?

EL PILÓN del pilón.

INOCENCIA

Inocencia de Jesús tenía la costumbre de confesarse cada semana, lo necesitara o no. Ya desde que la veía acercarse, el padre Indalecio ponía cara de pocos amigos. La conocía hasta por el olor, si ese era el olor a santidad, ese el olor al que se referían al decir que alguien había muerto en olor a santidad, no era olor muy agradable. Pero ese día, desde que la vio acercarse al confesionario le notó algo diferente en la mirada, en el caminar y después hasta en el olor y la voz la notó diferente…

–Me acuso, padre

–¿lo mismo de la semana pasada, Inocencia?

–No padre, ahora sí pequé, o me pecaron, padre, porque no estoy muy segura

Después de años de oír las mismas venialidades, por fin había un cambio, por lo que se intereso el padre

— Cuenta, hija, cuenta

–Verá, padre, todo empezó cuando estaba platicando con Toño el de la farmacia;  llegó un muchacho a comprar condones. Toño  me notó extrañada y con curiosa y, cuando se fue el muchacho con sus condones, me preguntó Toño que si no conocía los condones y le dije que no. Me dijo que era una medicina muy buena y me preguntó si los quería conocer y, como yo soy muy inocente, le dije que sí. Me dijo que tenía que ir con él en su carro a la orilla del arrollo y, como soy muy inocente, le dije que sí, yo quería conocer los condones. Cuando llegamos a un lugar escondido, me dijo que me pasara al asiento de atrás de su carrito Volkswagen  y, como soy muy inocente, me pasé, luego me dijo que me quitara los chones y, como soy muy inocente, me los quité.  Y luego, ya sabe padre, que esos carritos traen como dos colgaderas, como lazadas entre las ventanillas a cada lado, pues me dijo que metiera un pie una lazada y otro en la del otro lado, y como soy muy inocente….

— Párale, párale, muchacha. ¡Inocente yo! Llevo veinte años manejando Volkswagen y  hasta ahorita me voy sabiendo para qué eran esas colgaderas……

Por allá por los sesentas muchos padresitos usaban bochitos, este cuento ha de haber ocurridoen los ochentas…

Anuncios

Acerca de licvidriera

Leo, medito, escribo, vivo y escribo en la eternidad
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s