¿Para qué sirven los presidentes?

A propósito de la boda que se avecina del príncipe inglés, la semana pasada leí un artículo de un señor que decía que los reyes ganan mucho y nomás son figuras decorativas. Noté un poco molesto escritor al enterarse de lo poco que hacen las familias reales para merecer lo mucho que ganan. Antes de que escriba el otro artículo que ya ha de estar preparando para mandarlos de una buena vez a la… bodega de los tiliches o por lo menos al baúl de los recuerdos, yo quiero abogar por ellos… Necesitamos a los reyes, ¿Qué haríamos con tantos cuentos tan tradicionales y tan bonitos de princesas, príncipes, reyes y reinas? ¿Te imaginas que tuviéramos que cambiar y empezar un cuento con: “había una vez un presidente…”   O lo que sería peor, “había una vez un hijo de un presidente…”? ¡Nomás no! Mis nietos me mandarían con mi cuento a otra parte…., Ni suena bien ni es cuento, es cruda realidad. ¿Qué le pondríamos al ajedrez en lugar del rey, ¿jaque al presidente? (Eso es lo que les está pasando a algunos)…. ¿Y la baraja? Se descompondrían todas las jugadas si quitamos los reyes y las reinas… No quiero decir nada del Rey de los cielos y del rey de los infiernos, porque son palabras mayores, pero creo que mi caso en defensa de las menarquías tiene fundamento. No podemos descartar los reyes. Tanto tiempo y trabajo que nos ha costado romantizar a reyes y princesas, príncipes, reinas y cortesanos, ahora los aguantamos, son la base y sustento de todos nuestros cuentos; simplemente hay que bajarles el sueldo…, pero ¡no!. Los reyes tienen que ser caros… tienen que ser especiales si fueran baratos cualquiera sería rey, eso es parte de ser rey. No podríamos empezar un cuento diciendo: “había una vez un rey muy pobre…”. A nadie le interesaría el cuento de un rey pobre…

Pero si es cierto que a los reyes y princesas los necesitamos para nuestros cuentos, ¿para qué sirven los presidentes con sus gobiernos? ¿Para qué los necesitamos? Ni siquiera están en ningún cuento, por lo menos los reyes desquitan un poco sus sueldos, pero ¿los presidentes?, porque también ganan mucho…algunos ganan como reyes.  Los reyes no prometen cambio, con ellos ya sabe uno a lo que le tira: a lo mismo, a lo mismo añejado y a lo mismo nuevo. Mientras que los presidentes, todos o casi todos, llegan al poder prometiendo cambios…nunca los consiguen, pero siempre los prometen y siempre les creemos.

Por muy caros que salgan los reyes, puede que sean más baratos que los presidentes, con eso que hay que cambiarlos seguido, porque si los dejas se creen reyes y empiezan a reinar en lugar de presidir y gobernar, y eso de cambairlos sale caro, muy caro.

Uno esperaría que los presidentes, por no ser reyes fueran como un Robin Hood que les quite a los ricos para darles a los pobres… pero en casi todos los casos hacen exactamente lo contrario: quitarle a los pobres para darles a los ricos y algunas veces les quitan a pobre y ricos para darles a sus compadres.

Otra diferencia entre reyes y presidentes es que los reyes pagaban y armaban a sus ejércitos con su dinero. ¿Sabe usted quien paga por las armas y el mantenimiento de los ejércitos? Pues el pueblo, ¿quién más? ¡Bonita tarugada! Tener que pagar nosotros mismos por los gases lacrimógenos que nos aventarán, por las macanas con que nos pegarán y por las balas con las que nos matarán… No por nada Dios dijo: ya me voy y ahí los dejo, que se mantenga el más vivo viviendo del más… ¿de veras diría Dios eso?

Pero no divaguemos, la pregunta no es esa, sino ¿Para qué sirven los gobiernos? Esa pregunta se han hecho muchos pueblos y yo creo que la respuesta no ha de ser muy buena, porque ya traen en friega a muchos gobiernos en el mundo, ya cayeron algunos y otros se tambalean… y si la costumbre era que el pueblo le temiera al gobierno, como que ahora los gobiernos les temen a los pueblos.

Gubernaculum en latín quiere decir, timón de la nave; gobernador es el que lleva el timón de la nave. Gobierno los que dirigen el rumbo de un pueblo, timonean la nave evadiendo los peligros y la llevan a puerto seguro…., la estrellan en las rocas o la hacen encallar en la arena… No es fácil timonear una nave y menos cuando el mar está alborotado. Si los gobiernos sirvieran, los pueblos navegarían por los mares sin chocar unos con otros… y unidos ya hubieran exterminado a los piratas… y la vida en el mundo sería más pareja y llevadera… habría esperanzas de progreso.

Los gobiernos tienen un Presidente. Persona que está al frente de algo, que se sienta al frente, que preside. Un rey debe reinar, un gobernador, gobernar y un presidente presidir. Un rey puede gobernar y presidir, pero un presidente no puede ni debe reinar.

¿Para qué sirven los gobiernos? Parte importante del gobernar, además de dictar leyes ininteligibles para el común del pueblo y ejecutarlas con distinción, debería ser administrar sabia y equitativamente los bienes del pueblo, pero parece que lo que hacen los gobiernos de casi todos los países es darse ellos mismos sueldos de reyes y dar oportunidades de enriquecerse, a costillas del pueblo, a todos su amigachos, especialmente a los que los llevaron y los mantienen en el poder, y si no hay fondos suficientes…a pedir prestado endeudando al pueblo, a los hijos del pueblo, a los nietos y bisnietos del pueblo…. Otra pregunta, y a lo mejor la más importante, es ¿a quién le deben los pueblos, quiénes son los que nos tienen endeudados por siglos de los siglos? Tengo la vaga sospecha de que son los reyes, bajita la mano y muy inteligentemente quienes siguen gobernando… y si algún día llegaran a tener algún tropiezo y no les salieran las cuentas, no problema, el pueblo las empareja, como hicimos con un rescate millonario… porque nuestros reyes, perdón, nuestros bancos no deben fallar… Afortunadamente Islandia ya puso otra muestra… En Islandia acaba de haber un referendum, una encuesta a la nación, sobre el rescate de sus bancos fracasados y la nación dijo: Ustedes cayeron por su culpa, ustedes levántense que bastante les hemos “ayudado” ya…. ¡Bravo! Eso deberíamos haber hecho nosotros….y la pregunta sigue sin respuesta clara y definitiva… ¿Para qué sirven los gobiernos?….

 El Pilon: …y cuando todo quede en silencio, cuando ya no hayan quedado ni zopilotes para limpiar el campo y el último moribundo haya dicho en el último aliento:  “apostamos mal: no era la mentira, era la verdad; no era el odio, era el amor”… de un poste colgará un letrero desagarrado: ” EL GOBIERNO DICE QUE SE HARÁ UNA INVESTIGACIÓN A FONDO”…. 

Acerca de licvidriera

Leo, medito, escribo, vivo y escribo en la eternidad
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s