POESÍAS INCOMPLETAS del Lic. Vidriera

AMOR PRIMERO
Aunque mienta cuando alguien pregunta,
todavía no se me han olvidado
ni la imagen de tu cuerpo primoroso
ni de tu alma los dulces encantos.
Aún recuerdo la luz de tu rostro,
aún recuerdo los besos robados.

Iniciamos juntos
la senda de abrojos;
de abrojos y flores,
primeros amores,
que juntos gozamos,
mas luego el destino,
ciego a los amores,
por distintas sendas
nos hizo marchar
y ha pasado el tiempo
sin que nuestras sendas
se puedan juntar.

Ya no eres la niña
que tanto me amaba,
mas dicen que a veces
preguntas por mí.
Ni yo aquel chiquillo
que se sonrojaba
al decirte serio:
“sólo te amo a ti”
Y aunque el tiempo pasa
y nuevos amores
a tu vida llegan
como yo, el primero,
una vez llegué,
me dicen que a veces,
en noches calladas,
con la vista vaga
murmuras mi nombre
cual yo lo escuché.
Y yo, aunque pretenda
decir que te olvido,
guardo aquella foto,
guardo aquel clavel
y a veces de noche,
exhalando un suspiro,
contemplo la imagen
de la colegiala
que una vez amé.

SÓLO ENTONCES

Cuando olviden tus labios
pronunciar mi nombre
y al hablarte de mí
tu pecho no se turbe;
cuando tarde mi imagen
en llegar a tu mente,
entonces di que es cierto
que nunca me quisiste.

Cuando en las noches tibias
puedas dormir tranquila,
sin recordar aquellas
noches de serenata;
cuando al ir a lugares
a donde fuimos juntos
no sientas que mi mano
a tu mano acaricia,
entonces di que es cierto
que nunca me quisiste.

Cuando tu corazón
llegue a querer a otro
y a ese otro
no llames con mi nombre…
Entonces di que es cierto
que nunca me quisiste…

viejitos

 

 

Y..¿ QUÉ VA A SER DE TI..?
¿Y qué va a ser de ti,
si algún día te abandono?
Yo por mi parte sé
que el día que me abandones
ese día acabarán
todas mi ilusiones.
Ese día dejarán
de valer los recuerdos;
la flor no tendrá aroma
ni cantos los jilgueros.

¿Y qué va a ser de ti,
si algún día te abandono?

Por mi parte yo sé
que el día que me abandones
va a ser un día lluvioso,
que el sol ya no saldrá
y no tendrá sentido
ya contemplar el cielo.

¿Y qué va a ser de ti,
si algún día te abandono?

Por mi parte yo sé
que si algún día me dejas,
todas mis alegrías
se volverán tristezas.
Se acabarán de pronto
todas las cosas bellas,
el sol no brillará
ni el cielo tendrá estrellas;
que ya no habrá calor;
mis noches serán frías.
Se acabará aquel mundo
en el que fuiste mía..

¿y qué va a ser de ti
si algún día te abandono?

TODO PASA
Todo llega y todo pasa.
Todo nace y todo muere
y el amor muere también,
pero pasan tantas cosas
y que son tan dolorosas
cuando muere una ilusión.
Aunque todo sea lo mismo:
las gentes, el cielo, el mar,
para mí todo es distinto,
pues tú ya no estás
en mi corazón.
Seguirá la primavera
despertando dondequiera
las flores y la ilusión
y tú ya no estás
en mi corazón.
Seguirá la noche al día.
Nada será diferente,
seguirá la misma gente
caminando en la ciudad…
y tú ya no estás
en mi corazón.
Preguntarán mis amigos
si acaso hay algo distinto,
les diré: todo es lo mismo.
Nadie sabrá del abismo
que existirá entre tú y yo,
pues tú ya no estás
en mi corazón.
Tal vez sin causa aparente
yo reiré frente a la gente
ocultando mi dolor,
porque pasan tantas cosas
y que son tan dolorosas
cuando muere una ilusión,
pues tú ya no estás
en mi corazón.

CORAZÓN AVENTURERO
Corazón aventurero
que fuiste cortando flores,
deshojando sus amores
a lo largo del camino
¿Cómo fue que te engañaron?
¿Cómo fue que la quisiste,
corazón aventurero,
si tú nunca habías querido?

Siempre altivo te jactabas
de los amores burlados
y a todos recomendabas
nunca amar a una mujer,
porque para ser muy hombre,
había que amarlas a todas,
pero sin mucho querer.
¿Cómo es que hoy, acongojado,
andas siempre solitario,
sombra triste del ayer?

¡Adelante peregrino!
Hay más flores, más camino,
si una se fue, otra vendrá…
Pero nada, aventurero,
corazón, que eras de hierro,
te han herido y, si no vuelve,
esta vez te morirás.

Corazón aventurero
que fuiste cortando flores,
deshojando sus amores
a lo largo del camino
¿Cómo fue que te engañaron?
¿Cómo fue que la quisiste,
corazón aventurero,
si tú nunca habías querido?

TENGO EL CORAZÓN EN BLANCO

Tengo el corazón en blanco
y cerradas para siempre
las puertas a los amores.
Han cicatrizado todas
las heridas que dejaron
desdenes y sinsabores.

Muchas veces
el amor llamó a mi puerta.
Muchas veces, inocente,
presuroso yo le abrí.
Es tan bello el amor al presentarse
que olvidamos que el amar,
más que un gozo es un sufrir
¡y yo sufrí!…y yo sufrí…
Y yo sufrí por no saber amar a medias,
por no saber entregar el corazón
poco a poco, con reservas;
lo di todo sin pedir,
nada más, que a mí me dieran
lo que yo también les di.
¿Pedí mucho? ¿Esperé mucho?
No lo sé…
Sólo sé que ya no pido…
Sólo sé que ya no espero,
Que el corazón tengo en blanco
y, como aquél, no podré
decir que haya sido amado,
aunque yo también amé.

Acerca de licvidriera

Leo, medito, escribo, vivo y escribo en la eternidad
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s