LA COLUMNA DEL LIC. VIDRIERA. Educación antes que religión

Si al caminar por la vida encuentras cosas que a muchos les gustan, pero a ti no te gustan… Sé honesto y sincero y….si no te gustan, no tienen por qué gustarte.
Si encuentras cosas que muchos creen, pero que tú no puedes creer… Sé honesto y sincero y…. si no puedes creerlas, no tienes por qué creerlas. Estás en tu derecho de tus gustos y creencias, pero ese derecho no justifica que te burles de los gustos o creencias de los demás…. No, señor, Mucho menos que desprecies a los que no tienen tus gustos o creencias, eso sólo demuestra ignorancia, intolerancia y rancio… fanatismo.
En cuestión de gustos se rompen géneros y en cuestión de creencias…. Uhh, se llega hasta la guerra… y al “terrorismo”, que no es más que un detonante o una manifestación de la guerra.
Tengo muy buenos amigos que creen cosas que yo no creo, pero como sé lo importante que es para ellos creer esas cosas, que creen con mucha fe, yo les respeto su creencia. Ellos saben que yo no comparto sus creencias y también respetan mi no creencia… y respetar es no preguntar por qué no crees o por qué crees... Respetar es entender que no entendemos, que no hay nadie que entienda absolutamente todo lo que hay por entender… Por lo que, entre todos, tú creyendo unas cosas y yo creyendo otras, vamos a creer todo lo que sea verdaderamente creíble y a desechar lo increíble. Pero para que esto suceda, no trates de imponerme tus creencias, que yo no trataré de imponerte mis no creencias, porque entonces acabaríamos por no creer en nada… y eso es tan peligroso como creer en todo….¿Me entendiste o quieres que te ponga unos fregadasos?
Ustedes disculpen con esto me acordé de dos buenos amigos que estuvieron a punto de pelear…Llevábamos 4 años conviviendo en un internado, seminario para curas, pues. Luis y Fco. Javier eran amigos de mucha estima, pero el básquet es canijo, calienta la sangre, y un día que jugaban en equipos contrarios se dieron un encontronazo rudo que a Luis no le gustó y le reclamó a su buen amigo. “Ora, a ver si juegas bien, ¿o quieres que te dé un fregadazo?”. Tengo que decir que Luis era atleta y fortachón y Javier, aunque le decíamos Pelé por bueno para el fut, sin ser debilucho, era menos fuerte que Luis… y cuando los asistentes imaginábamos que se iba a prender el pleito entre los dos amigos, porque Luis lo estaba encarando amenazante, a la pregunta de que si quería que le dieran un fregadazo, Javier contestó muy calmado. “Sí, !voy a querer! ( Es un modismo que se usaba para decir;¿Estás loco, cómo crees que voy a querer que me metas un fregadazo?) y allí se acabó el pleito porque hasta Luis tuvo que reír con esa respuesta y la sencillez con que la dio.
Este cuento es para enfriar el tema, porque estos temas se calientan con mucha facilidad y ya notaba que algunos lectores estaban cambiando de página.
En el mundo hay mucho fanatismo, del que todos somos culpables. Lo estamos viendo con las reacciones que está despertando Trump. Un día le vamos a agradecer que nos haya abierto los ojos para ver la clase de sociedad que hemos hecho. Si se le ocurriera enfrentar a católicos con protestantes te aseguro que la cosa se ponía color de hormiga… Nos olvidaríamos de la paz de Westfalia. No hace falta muchos para que dos “buenos” amigos peleen, se necesita la frialdad, humildad y sencillez de por lo menos una parte para desactivar los pleitos…. pero por lo que se ve a diario, como se vio en Pakistán en día de Pascua, el futuro no se ve halagador, la humanidad seguirá sufriendo el terrorismo del fanatismo.
Hay miles de religiones en el mundo, claro que tres o cinco son las numerosas, pero cada quien nace con la firme creencia de que su religión es la verdadera … “y mi religión no me la toca nadie…” Porque todos los que tienen alguna religión en el mundo cometimos el error de nacer y vivir con  “la única la religión verdadera” y no soportamos que haya otras. Eso ha causado muchas, muchas muertes en el mundo, y sigue y seguirá causando más.
Ya es tiempo de que fuéramos un poco más humildes y sobre todo más racionales y educáramos a nuestros hijos un poco mejor, ayudándoles sin estorbarles, a desarrollar su mente, sin meterles ideas antes de que sean capaces de entenderlas, porque muchos pasan su vida sin digerir esas ideas que les metieron de niños en la cabeza, sea porque las ideas no sean digerible o porque esas mismas ideas les impidieron el completo desarrollo de su capacidad pensante…

Hay que darles a nuestros hijos.. de todo el mundo… una buena EDUCACIÓN antes que imponerles una religión. Si eso hiciéramos todos…¡otro mundo!! Porque, por más que unos vivillos e “inteligentes” usen el fanatismo religioso a su conveniencia, no son ni otro mundoreligiosos ni fanáticos de verdad, son fanáticos del dinero y  usan y abusan de los pobres  fanáticos y mantienen la ignorancia en el mundo, porque el fanatismo crece con más rapidez en la ignorancia, en la falta de verdadera educación…

Antes que acusar a las nuevas generaciones acusemos a las viejas… Generaciones por no hacer mejores hijos… Todos somos responsables del mundo. Tenemos que aprender a preocuparnos primero por las cosas importantes de la vida y dejar de preocuparnos por las cosas sin importancia de la muerte. y digo amen Amén…digo amén, digo am én.. Salud y saludos

Anuncios

Acerca de licvidriera

Leo, medito, escribo, vivo y escribo en la eternidad
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s