LA COLUMNA DEL LIC VIDRIERA… “¿Ama de casa?… qué enfado”

La mera verdad no es solo la tecnología moderna la que nos va haciendo a un lado a los viejos, (más que hacernos a un lado nos va dejando muy atrás) es que el mundo ha cambiado tanto en tan corto tiempo, que muchos vivimos entre dos mundos: un mundo que fue donde crecimos y vivimos y este al que no le podemos hallar la orilla.  Al grado que hay días que uno piensa que a lo mejor, de repente amanecimos en otro planeta… Desde que te detienes en el primer semáforo en rojo, oyes a tus dos lados una música que si no es extraterrestre, debe ser una diablura. Nada menos el otro día me dijo un compa del trabajo (y que no está muy viejo, pero ya anda empezando a pisar en dos mundos)  que ha cambiado tanto la  música que ya extrañamos el rock-n-roll, hasta el pesado. Lo triste del caso es que cuando estás en un stop oyendo esa música de los muchachos del otros carro, sin quererlo te encuentras a ti mismo dando cabeceadas como buey uncido siguiendo el ritmo del rap o de … como se llame esa música moderna…

Por la calle ves gente que viste como nunca viste que se vistiera en tus tiempos. Ves gente hablando sola y riendo y haciendo gestos… y crees que están locos, pero no, van hablando por el celular por un microfonito pegado a la oreja… por esta, que el primer día que vi a un persona hablando así por el celular, pensé que estaba loco, es que era un fulano que veía cada ocho días en el swapmeet y ese día iba riendo y haciendo gestos solo, y claro que pensé, “ya se le botó la cadena a ese viejo gabacho tatuado”, después vi que no era el único loco, había muchos.

Pero esas y muchas cosas parecidas que nos hacen pensar que estamos en un planeta diferente a aquel en que crecimos son solo accidentales,  lo mero importante es que ¡la gente también ha cambiado…!

Las costumbres viejas, las tradiciones, tan respetadas, hoy son folclóricas, pero ¡qué esperanzas que se sigan! Las nuevas generaciones guardan un cierto respeto por las viejas tradiciones, pero por viejas, no porque las crean verdaderas o porque crean que sirvan para algo.

Te podía dar muchos ejemplos, pero ando tan perdido que no sé ni por dónde empezar. Bueno, esto puede servir como ejemplo. El otro día en el trabajo me tope con una muchacha que estaba lavando sus vasijas del lonche y luego limpió el lavaplatos y hasta recogió unos papeles del suelo y los puso en la basura… no es muy común ver eso, por lo que le dije, con toda sinceridad, “Vas a ser una muy buena ama de casa”. Me quedé con una sonrisa de satisfacción, pensando que la había halagado…. Vas a creer que me miró con ojos de pocos amigos al tiempo que me decía “Ay, no. Qué enfado. ¿Tan poca cosa me cree usted?”

No sólo no la halagué con mi comentario.. ¡Se dio por ofendida! la susodicha… ¡hágame usté el pinche favor!  De ninguna manera se debe pensar que el ser ama de casa sea poca cosa… y sin embargo para muchas y a lo mejor para muchos también, en estos tiempos sí lo es…  porque las cosas han cambiado. Muchas cosas han cambiado… Pero no precocupeicion, un día volverán las aguas a sus cauces y las cosas serán como fueron, como deberían de haber sido desde siempre.

Somos muy dados en la juventud a aceptar las cosas nuevas (así como de viejos nos resistimos a las mismas) pero viejos y jóvenes cometemos el mismo error fundamental… Si nos preguntan qué queremos ser: inmensamente ricos o inmensamente felices…. Te aseguro que la mensa mayoría escogerán ser ricos a ser felices… y eso es lo que les enseñamos a nuestros hijos, para eso los entrenamos-educamos. Si les hablamos de una carrera en la universidad será de una carrera que les dé dinero, no de una profesión que los haga felices… si nos hubiéramos propuesto ser felices antes que ser ricos y eso hubiéramos enseñado a nuestros hijos, si no nos hubiéramos dejado engañar, si no hubiéramos caído en la trampa y si no hubiéramos aventado a nuestros hijos al despeñadero del consumismo y ambición de riqueza, ni el mundo habría cambiado tanto ni la vida sería tan distinta de como fue cuando éramos niños, simplemente sería mejor… Todo hombre podría tener como la mejor de las satisfacciones y la principal meta en la vida no el ser inmensamente rico, sino ser un buen padre de familia, amante, proveedor, educador y buen ejemplo. Y seguramente ninguna mujer se sentiría ofendida cuando le dijéramos que podría ser una buena ama de casa y mamá de tiempo completo, porque ese el principio para alcanzar el mayor éxito de la mujer en el mundo, que no es el de títulos universitarios, altos puestos en las empresas y en la política, sino el simple y sencillo, ¡pero qué grande éxito! de ser una buena MADRE de tiempo completo y no una PART-TIME MAMA como se ven muchas, obligadas por las circunstancias económicas o las exigencias sociales… o por un malentendido modo de buscar la felicidad…

!!!!  FELIZ DÍA DE LAS MADRES   !!!!!

El Pilón.- Una sociedad que obliga a las madres a dejar el hogar para ir a un trabajo a ganar un salario para ayudar al esposo con los gastos de la casa, porque un solo salario no alcanza ni para la renta… es una sociedad mal organizada y que va al fracaso… ¿Va?… Yo creo que ya casi llega...

Acerca de licvidriera

Leo, medito, escribo, vivo y escribo en la eternidad
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s