TROZOS DE HISTORIA… Don Antonio María Lugo….

 Don Antonio María Lugo

Nadie en California cabalgaba como él

 Entre los nativos californianos prominentes de los primeros años de Los Ángeles, uno de los más importantes fue Don Antonio María Lugo. Nació en la misión de San Antonio de Padua, de la Alta California, en 1775, y murió en su rancho de San Antonio, entre Los Ángeles y Compton, en 1860, a la edad de 85 años. Fue uno de los terratenientes y ganaderos más grandes, (sin contar las ganaderías de las misiones en California).

Don Antonio contaba que era todavía un hombre joven cuando, después de haber servido como soldado bajo el rey de España, obtuvo permiso para instalarse, cerca de Los Ángeles, donde entonces vivía, en 1813. Allí consiguió unas cabezas de ganado y caballos, empezando un pequeño negocio de ganadería. Luego recibió la concesión legal de unas siete leguas de tierra, lo que desde entonces fue conocido como el rancho de San Antonio. (Abarcaba lo que hoy son las ciudades de Bell, Bell Gardens, Maywood, Vernon, Huntington Park, Walnut Park, Cudahy, South Gate, Lynwood y Commerce).

Fue uno de los mejores ranchos ganaderos en el territorio; había abundancia de agua en el terreno y a los lados pasaban los ríos Los Ángeles y San Gabriel que entonces no se usaban para el riego.

  1. D. BARROWS, historiador, contaba que estando de visita en la casa de don Antonio Lugo por el año 1856 había cerca dos veneros grandes que descargaban enormes cantidades de agua y hacían un ruido rugiente, que se podía escuchar claramente desde lejos. Con abundancia de agua, el ganado no sufría, como en otros ranchos sin agua. Llegó a tener tanto ganado que ya no sabía qué hacer con él.  Así que, cuando sus hijos crecieron, pidió y obtuvo para ellos una concesión de tierras en San Bernardino.

En 1837 el gobierno mexicano otorgó el Rancho San José a Ignacio Palomares y a Ricardo Vejar en el valle de Pomona. Al este del Rancho San José, más allá del arroyo de San Antonio y que se extiende desde las laderas de Cucamonga lejos al sur, estaba una llanura amplia, ininterrumpida cuyos campos, especialmente en los tramos inferiores, ofrecían finos pastos para el ganado. Esas tierras al este y al sur de San José, las solicitó al gobierno mexicano Don Antonio María Lugo, y recibió en 1841 una subvención para el gran Rancho Santa Ana del Chino de unos 22,000 acres.

Una parte de su ganado y los caballos fueron trasladados a la nueva concesión, donde continuaron aumentando en número, como lo habían hecho en el Rancho San Antonio. Los rebaños y las manadas del venerable Don Antonio y de sus hijos, se extendieron tanto que muy probablemente ni los mismos dueños sabían cuántas cabezas de ganado tenían.

Con excepción de los tres primeros, Don Antonio conoció personalmente, a todos los gobernadores de la colonia y mexicanos antes de la llegada de los estadounidenses.

La casa del Pueblo de la familia Lugo donde nacieron casi todos sus hijos estaba en el lado Este de la calle conocida después como Callejón de los negros. (Negro alley), situada en una lomita que domina el valle, y que era entonces un lugar de residencia muy deseable.

Muchos recordaban haber visto la llamativa figura del anciano cuando llegaba al pueblo montando a caballo, muy erguido, con su espada atada a su silla de montar por debajo de su pierna izquierda.  Una fina figura de un hombre era Don Antonio, seis pies de altura, musculoso, ágil y fuerte como un León de montaña, pelo negro como ala de cuervo, mandíbula cuadrada, corta y firme, ojos oscuros como la noche, atravesaban, pero suave y fácilmente movían a ternura. Él era un tipo puro de la más noble raza española, en todas las Californias.

Fue don Antonio Lugo el mejor y más destacado jinete, y eso mucho decir en una tierra de jinetes como era California. Se cuenta que en 1846, cuando ya era un anciano, cabalgó desde Los Ángeles a Monterey a visitar a su hermana, Doña María Antonia Lugo de Vallejo. Mucho tiempo habían estado ausentes el uno del otro. Cuando don Antonio se acercaba a Monterey con sus dos compañeros, Doña María estaba sentada en el porche de su casa, a una distancia considerable en una lomita desde donde se veía la ciudad y la hermosa bahía.

Cuando los jinetes llegaron a la vista en una curva en el camino. Doña María se puso la mano para hacer sombra a sus ojos, miró largo y exclamó, ‘Ahí viene a mi hermano!’ Una nieta joven que se sentaba al lado de la anciana le dijo: “Oh abuela, allá vienen a tres jinetes, es cierto, pero nadie puede decir quiénes son a esta distancia’. Doña María respondió rápidamente, pero, M’ija, mis ojos viejos son más agudos que los tuyos. Ese hombre alto en el medio es mi hermano a quien no he visto desde hace veinte años. Yo lo reconozco por su modo de sentarse en la silla de montar. Ningún hombre en California cabalga como él. Date prisa, m’ija, llama a tu madre, tías y a todos para que salgan a darle la bienvenida.”     

No se equivocó...  Nadie cabalgaba en California como Don Antonio María Lugo

 

A la derecha está don Pedro Lugo, hijo de Vicente Lugo y nieto de don Antonio… Más o menos así se vería don Antonio a caballo, pero más alto. La casa aún existe en Bell Gardens y es monumento histórico del Estado de California.
Anuncios

Acerca de licvidriera

Leo, medito, escribo, vivo y escribo en la eternidad
Esta entrada fue publicada en historia, Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a TROZOS DE HISTORIA… Don Antonio María Lugo….

  1. Jose Luis Casillas Navarro dijo:

    ¡Qué maravillosas rebelaciones, Sr Vidriera! Estoy seguro que quienes nacieron allá, estarían contentos al aprender cómo era en 1800 lo que ahora son Huntington Park, Vernon,, Cudahy,, Lynwood,, Bell, Bell Gardens, Walnut Park, and Commerce, y cómo se adquirán concesiones de grandes extensiones de terreno y subsidios para mantenerlo.
    Y lo más importante del asunto en cuestión fue la fama de la manera de montar de Don Antonio y la excelente capacidad de visión de la hermana, Doña María Antonia.conservaba aún cuando ya siendo algo mayor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s