PLANTAS Q’CURAN. La Lima

La Lima

La Lima es una de las diversas especies de frutas cítricas, junto con el limón y la naranja, son de las más comunes de su especie. Pero no es limón ni es naranja, no la confundas. La lima es la Lima, puede ser que la conozcas, pero también puede ser que no conozcas muchas de sus propiedades…

Es originaria de Asia, especialmente de los Himalayas, luego se extendió a Egipto y a África. Los moros también introdujeron lima a España durante la el siglo XIII y se convirtió en una fruta ampliamente utilizada en toda Europa antes de llegar a las costas americanas. Hoy en día, los mayores productores de lima son México e India. En la actualidad se conoce más de 40 variedades de esta especie. Aunque son dos los tipos principales de árboles de lima: la lima mexicana (lima clave o dulce) y la Lima de Tahití (lima persa).
Citrus aurantifolia es el nombre científico. También se conoce como limón dulce. Aunque es un cítrico que no es tan popular como la naranja o el limón, también muchas propiedades benéficas para la salud, aparte de un aroma muy agradable.
Beneficios de la Lima
Popularmente esta fruta presta grandes beneficios a la salud, pues algunos investigadores mantienen que el consumo habitual de la lima previene ciertos tipos de cáncer, combate la acidez estomacal, evita accidentes cerebrovasculares, es complementaria en tratamientos contra la gota y fortalece el sistema inmunológico.
Contra la gota.- Se quitan las semillas y se licúa la pulpa y la cáscara en un vaso de agua. Esta bebida debe tomarse una hora y media antes del desayuno por un período de 10 días, se deja de tomar 5 días y se repite el tratamiento.
En casos de deshidratación.– Hacer bastante jugo de lima para tomar constantemente durante el día. Para la fiebre.- Se recomienda mezclar jugo de lima con soda, esto ayuda a disminuir la fiebre.
Complemento de tratamientos contra la diabetes.– Licuar una lima en medio vaso de agua para tomar una hora antes del almuerzo durante 15 días, luego de los cuales se aconseja realizarse un examen de glicemia y consultar al médico para ver los resultados.
Para piel sana y hidratada.-La maceración y aplicación de la cascara de la lima.
Para los nervios y la digestión.- Un té hecho con la cáscara de la lima.
Para la hipertensión.- Licuar en medio pocillo de agua la mitad de una cidra de tamaño mediano, luego agregar dos vasos de jugo de lima, mezclar bien y repartir en dos dosis para ser tomadas en el día, esto sin lugar a dudas mejorara la presión arterial del paciente.
RESUMIENDO.-
Las limas son ricas en vitamina C, también contienen vitaminas del complejo B como son B1, B2, B3, B5, B6 y B9. Así como minerales calcio, hierro, magnesio, fosforo, potasio y sodio.

 Aportan un contenido en antioxidantes, ácido cítrico, betacaroteno y flavoides.

 Ayudan a bajar de peso. A quemar grasa.

Desintoxican y depuran el organismo.

Son diuréticas por lo que combaten la retención de líquidos. Son buenas para el sistema nervioso.

Suben las defensas, por que previenen resfriados y gripes.

Son anticancerígenas.

Cuidan la salud del corazón.

Mejoran la circulación sanguínea.

Combaten el ácido úrico. Ayudan a bajar el colesterol malo y los triglicéridos.

Son un antibiótico natural.

Ayudan a mejorar el estado de la piel, y la embellecen.

El té de cáscara de lima mejora la digestión y combate las flatulencias.

El jugo de lima constituye un buen remedio para combatir la deshidratación.
Otro producto muy útil de la Lima es el aceite esencial que tiene una fuerte fragancia cítrica. Aunque tradicionalmente se utiliza como agente saborizante en alimentos y en la fabricación de fragancias, tiene muchas otras aplicaciones bien conocidas. Se agrega a productos de limpieza, detergentes, jabones y otros productos de belleza.
Su contenido rico en vitamina C lo hacen un refuerzo ideal de tu sistema inmunitario, es ideal para ayudar a proteger contra los resfriados y la gripe. Puedes aliviar el estrés, el agotamiento y la ansiedad, o calmar tu mente difundiendo unas gotas con un vaporizador. Esto también ayuda a estimular el sistema inmunitario, especialmente después de una enfermedad. También puedes añadir unas gotas del aceite al agua de la bañera.
Para resfriados, tos, sinusitis, dolor de garganta y congestión del pecho: añade unas gotas a un recipiente de agua caliente e inhala su vapor. Si tienes reumatismo y artritis: pon dos o tres gotas en un aceite portador y realizar un masaje en las áreas afectadas. Este método también funciona para la celulitis y las várices.

Galeno Centeno
Anuncios

Acerca de licvidriera

Leo, medito, escribo, vivo y escribo en la eternidad
Esta entrada fue publicada en plantas medicinales y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s