TE LO PASO AL COSTO… Insulina.

 

 

 

 

 

 

A Paul Langerhans (1847–1888) médico, patólogo, biólogo alemán se le atribuye el descubrimiento de las células del páncreas que segregan la insulina, descubrió, por el año 1868, unos como islotes en el páncreas que segregaban una sustancia especial… aunque no entendía del todo su función.

En 1893, el histólogo francés G.E. Laguesse afirmó que quizá dichos islotes fabricaran algún producto de secreción interna y los denominó “Islotes de Langerhans”. De allí, de islotes, salió 30 años más tarde, el nombre de “insulina”, (del latín insula, isla) cuyo nombre, si habla de su origen, no habla de su funcionamiento. La insulina fue aislada por vez primera por F.G. Banting y Ch. Best en 1921. Ya desde el 1901 se relacionaba la diabetes con el mal funcionamiento del páncreas, concretamente con los Islotes de Langerhans.
Hoy se sabe que La insulina es una hormona que baja el nivel de glucosa, generalmente decimos “azúcar en la sangre” y nos imaginamos un chorro de azúcar de caña que es la única azúcar que conocemos, pero, es glucosa, un tipo de azúcar. La insulina es producida por las células beta del páncreas y la liberan al torrente sanguíneo cuando aumenta la glucosa, como ocurre, por ejemplo, después de los alimentos. Una vez en la sangre, la insulina ayuda a que la glucosa entre en las células del cuerpo para que se la utilice como fuente de energía o se la almacene, transformada en grasa, para el futuro. Comparan a la insulina con una llave que abre las puertas de las células del cuerpo para que la glucosa (azúcar en la sangre) pueda entrar y sea utilizada como energía. Si la glucosa no puede entrar en las células, se acumula en la sangre.
Lo que le pasa a una persona que tiene diabetes, es que su páncreas no genera suficiente insulina o que el cuerpo no es capaz de responder en forma normal a la insulina que se produce. Esto hace que aumente el nivel de glucosa en la sangre.
Siendo la insulina imprescindible en el tratamiento de la diabetes, se buscó la forma de obtener insulina. En 1921 se extrajo insulina de un perro y así empezó la producción de insulina obteniéndose directamente del páncreas de animales: perros, cerdos, vacas, peces. Por eso en un tiempo fueron populares los injertos de células madres de cerdo en pacientes de diabetes… No funcionaron, como no han funcionado otros remedios milagrosos que van a remediar los síntomas, pero no la enfermedad… y muchas veces nomás van a explotary a abusar del deseo de curarse de los pobres enfermos.
La comercialización de la insulina se inició en Estados Unidos en 1923. Pero, aunque la insulina, sobre todo de cerdo, era muy similar a la humana no era idéntica y contenía algunas impurezas. Esto provocaba rechazo y en algunos casos alergias. En los años 70 se llegó a depurar la técnica obteniendo un 99% de pureza. No obstante, las reacciones alérgicas menores no se han podido eliminar totalmente. Además puede haber contaminación por toxinas y bacterias. Sin embargo, La Federación Internacional de Diabetes dice que las insulinas animales (modernas y altamente purificadas) siguen siendo una alternativa perfectamente aceptable.
Mientras tanto los estudios siguen y se busca producir insulina de muchas maneras, incluyendo de bacterias humanas y de plantas…
La ventaja de una insulina “humana” es que es fácil mantener la bacteria, se pueden producir grandes cantidades en menor tiempo que la de origen animal y con costes menores. La compatibilidad de la insulina es del 100%. Aunque puede haber reacciones debido a otros componentes.
Desde el 2007, una compañía de biotecnología canadiense ha conseguido insulina del cártamo. Actualmente, los estudios van avanzados. Se reducirían los costes más de un 40%. 1 hectárea de cártamo podría alcanzar la insulina necesaria para 2500 pacientes (1 kg de insulina). Con 16000 hectáreas de cártamo se podría obtener la demanda mundial de insulina.
¿No sería mejor encontrar la forma de curar al páncreas? Yo diría… pero mejor nomás Te lo paso al costo………..

 

Nota: Recientemente nos aclaró el Doc. D. Ortega que el páncreas no se cura porque no está enfermo, simplemente los islotes no producen suficiente insulina…y eso se trae por herencia. o lo que es lo mismo, no está enfermo, nomás no funciona bien….
Anuncios

Acerca de licvidriera

Leo, medito, escribo, vivo y escribo en la eternidad
Esta entrada fue publicada en cosas que no hace daño saber y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a TE LO PASO AL COSTO… Insulina.

  1. Jose Luis Casillas Navarro dijo:

    Pues ahora sí que estamos tocando un tema esencialmente importante para el funcionamiento de la salud en un organismo humano; dado que cuando el páncreas de una persona no genera suficiente insulina, es preciso suministrársela de donde sea posible..Dado que la producción insuficiente de inslina por el páncreas en una persona, hay inmensa posibilidad de que se convierta en diavética…..¡Gracias por ilustrarnos en asuntos de los que dependen nuestra salud y nuestra vida misma! Luis. N. Casillas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s