La columna del Lic. Vidriera. Sonríe para ti

Con el caliente viento sentía desaliento y dije, ‘esta semana no voy a escribir’. Le di un trago a una bebida helada amarga y sonreí……..y al sonreír algo pasó… pasó el desaliento, me sentí alegre y pensé ¡Qué caray y por qué no voy a escribir, es un placer que no me pudo negar… Y es que en realidad escribo más para mí que para otros! No te alebrestes, pero no quiero ser hipócrita ni mentirte… lo primero que busco siempre es agradar a mi mismo mí. Por eso sonrío para mí, si alguien me ve sonreír solo, como sonreí hace rato, y piensa que estoy loco, muy su pensamiento. Si sonríes para otros puede ser que tu sonrisa surta un efecto en las personas que ven tu sonrisa, pero eso no es todo ni es el principal propósito de sonreír. Lo verdaderamente importante de sonreír es lo que pasa en tu cuerpo cuando sonríes, se descarga una emotina llamada sonrisina, que corre rapida  y llega a todas las células de tu cuerpo las alegra, se motivan, bailan y todo tu cuerpo tiene un pequeño estremecimiento de alegría-vida-bienestar.
Lo mismo pasa con otras emociones, digamos, cuando agradeces… lo que decimos agradecer de corazón, de verdad, se te hace como un nudo en la garganta y ese nudo revienta en gratitudina que al recorrer el cuerpo te revitaliza célula por célula, dejándote una sensación de paz y bienestar y sobre todo salud. Si las personas que reci-vieron tu sonrisa, tu agradecimiento no le dieron importancia o no les causaron ningún efecto, no te preocupes, ese es problema de ellos, lo importante es lo bueno que te dejan a ti las buenas emociones…
Ahora que hay otras emociones como cuando te apendejas, cuando te dejas hacer enojar, cuando mientes, cuando haces algo que va contra tu conciencia todo el cuerpo te lo reprocha; algo oscuro y maloliente recorre por tu organismo, las células se tapan la cara, se tapan las narices, se ponen rojas, te desconocen y no te dan vida por un momento, pierdes vitalidad…
Estoy viendo como que no me crees que las emociones te afectan todo el organismo… Vamos a ver otro caso. Cuando te ríes a carcajadas… A poco no sientes como si la campanilla en la garganta repicara y todas las células de tu cuerpo reaccionan con alegría. Y aún hay más, si no te ha pasado, sí hay quienes se orinan de la risa y hasta se zurr…. bueno, no, eso más bien sucede cuando tienes miedo, como aquel capitán pirata del que te platiqué en HUMORADAS, que era tan valiente que cada que veía venir un barco enemigo, rápido pedía su camisa roja… Un marinero le preguntó por qué lo hacía, y el capitán contestó, “para que, si me hieren, la sangre no se note en el color rojo y mis valientes sigan peleando sin temor de ver a su capitán herido…”, Pero sucedió que un día no solo venía un barco enemigo sino cinco barcos juntos, y rápido, el capitán pidió un pantalón café ¡¿y eso?! Pues para que si me zurro de miedo no se note… y mis valientes signan peleando..
Ya ves que algo pasa en tu cuerpo cuando hay emociones..te enfermas de coraje… A veces se te pone la piel chinita como de gallina, cuando oyes música, cuando te emociona algo….Tu cuerpo siente… A poco no te ha pasado que sientes que te están viendo y volteas y sí, alguien te veía, ahí está clavada la mirada de la muchacha fea, mientras tú estás viendo a la muchacha bonita que no hace caso a sus células que le dicen que alguien la está viendo y no voltea ni a madres…porque ya sabe que eres tú…
Pero todo esto vino porque te decía que yo escribo para mí, nadie se rasca pa’fuera, por eso te recomiendo, sonríe para ti, agradece porque tienes que ser agradecido… No pierdas tiempo buscando el cariño de los demás, como hacen algunos que se la pasan buscando “likes”, hasta que los encuentran, aunque sean comprados o con mentiras. Déjame decirte una cosa… podrás tener mil amores, pero este que estás dejando.. (perdón, me fui con finta de la canción)… podrás tener mil amores o miles de amores, miles de “likes”, pero mientras no tengas amor por ti mismo, mientras no te gustes a ti mismo, vales ma… o menos lo que vale un cacahuate. Si todo el mundo te admira, pero si no te admiras tú mismo, de nada te sirve la admiración de los demás. Podrás tener todos los reflectores sobre tu monigote, sobre tu persona, pero si no tienes luz interior no brillarás ni madres… ¿Me estás entendiendo? ¿entiendes cómo va la jugadas?, si no la entiendes, todo el tiempo vas a estar off side, juera de lugar… Cuando te gustas, cuando te admiras, te amas a ti mismo, no te preocupa ganar la admiración de los demás, porque con sentirte bien contigo mismo es como puedes ser feliz, el LIKE que importa es el que te des tú mismo.
De tener fama y no tener luz propia, de ser grande ante los demás y no serlo ante ti mismo, viene la gloria vana, la vanagloria, eso de buscar la luz exterior porque no hay luz interna. Cuántos hay que quisieran ser ese que la gente cree que son…
Y lo más pior es, que esos que no son lo que son, son los grandes del mundo, los “guías” que están llevando al mundo por el camino del no ser verdaderamente…. No hay que ser… No la frieguen, Sean…y si no son no aparentes, no aparentes ser buenos y amar a la humanidad cuando la están mandando al carajo… Si el mundo sonríe para dentro seremos más felices todos.. Salud..

Anuncios

Acerca de licvidriera

Leo, medito, escribo, vivo y escribo en la eternidad
Esta entrada fue publicada en columna del lic.. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La columna del Lic. Vidriera. Sonríe para ti

  1. Jose Luis Casillas Navarro dijo:

    Estimado maestro, Mario, aunque siempre te leo porque sé que tus pensamientos son sinceros e inspiradores sin que ni siquiera te lo propongas, en Sonríe para Tí has roto todos los esqemas hasta antes conocidos, capaz de adoctrinar e inspirar. a cualquiera que lea, medite y practique las virtudes positivas que describes, mismas que te agradan, alegran y hacen reir a tí mismo, tales como el agradecimiento,que al hacerlo, genera docenas de células saludables al organismo humano. Así sucede cuando evitamos hacer todo aquello que nos displazca o contradiga nuestra propia conciencia. Difícilmente he encontrado escritos en donde hablando ne nosotros mismos, demostramos que hacemos el máximo bien a todos los demás. En tu espontáneo esfuerzo que humildemente llamas de loco, defines la solución de la felicidad, tranquilidad y longevidad de todos los que creamos en tu tesis y la vivimos.
    Yo siempre he creido que haciendo bien a los demás, automáticamente nos estamos haciendo el bien a nosotros mismos, porque he aprendido a través de lo poco que he leído acerca de El Budismo, en donde se dice que la ley del dharma y el karma, son sinónimos de la acción y la reacción. Se afirma que entre los dharmas y karmas media muy poca distancia; uno siempra las semillas y el otro trae las cosechas, sin que se escape ninguna. Igual que La Ley de Atracción..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s