La Flor de Nochebuena

Así como las rosas rojas se asocian con el día de San Valentín y el Cempazúchil con el día de los muertos, la Flor de Nochebuena es un símbolo de la Navidad, y tan lo es, que poco a poco se va haciendo difícil imaginar una Navidad sin flores de Nochebuena no sólo en México, de donde es originaria, y en Estados Unidos a donde la trajo de contrabando un Ministro americano en México, sino que ya se va extendiendo por todo el mundo el uso del adorno navideño que es la Flor de Nochebuena. .
Su nombre científico es Euphorbia pulchérrima, que se traduce por “la más bonita de las euforbias” (euforbia es la familia de plantas a que pertenece), aunque su nombre original náhuatl es Cuetlaxóchitl, (que significa flor de cuero, debido a su textura) pero es conocida, y muy conocida, como pastora, pascuero, noche buena, flor de pascua, estrella federal y más nombres como Poinsettia, como se la conoce en Estados Unidos en honor de Joel Roberts Poinsett, primer Ministro estadounidense en México que la introdujo a Estados Unidos en 1825 y la patentizó a su nombre. Para agradecerle su hechura, desde el año 1991, el 12 de diciembre está declarado en Estados Unidos como “Día Nacional de la Poinsettia” en conmemoración de la fecha de la muerte del señor Poinsett.
En realidad lo que llamamos “flor de Nochebuena” es el conjunto de las pequeñas flores amarillas (las verdaderas flores) rodeadas de hojas llamadas “brácteas” que cambian su color verde por otros colores, generalmente rojo, pero puede ser amarillo, naranja, rosa, jaspeado y blanco.
Hay muchas otra plantas que también tienen brácteas rodeando sus flores, desde las hortensias, buganvilias, hasta el Tilo y el diente de león. Estas brácteas crecen alrededor de la verdadera flor, que en la flor de Nochebuena que es una especie de corona con pequeñas florecitas amarillas, pero son las brácteas las que hacen atractiva a la “Flor de Nochebuena.
Para que las “brácteas” crezcan y cambien de color la planta requiere por lo 12 horas continuas de oscuridad, lo cual sucede entre los meses de octubre a marzo, por eso “florece” generalmente en diciembre, coincidiendo con la Navidad.
Esta planta está rodeada de leyendas. Una cuenta que en el norte del territorio de Taxco, Guerrero, se daba un arbusto de bellas flores blancas. Después de una batalla en la cual los mexicas derrotaron a los chontales, causando muchas bajas, las flores, sin razón alguna, se marchitaron. Cuando llegó el tiempo de la siguiente floración, los arbustos se cubrieron de flores de un hermoso color rojo debido a la sangre derramada por los vencidos chontales.
En Guerrero, que era una de las regiones en donde se daba en abundancia, la llamaban “Tlazóchitl” (flor que se marchita) y la utilizaban para curar heridas.
Para los nativos mexicas, la flor simbolizaba la pureza y la nueva vida que obtenían los guerreros muertos en batalla, que podían regresar a la Tierra en forma de mariposas o colibríes para chupar el néctar de la “Cuetlaxóchitl” Por esta razón, se la ponía en las ofrendas mortuorias dedicadas a los guerreros muertos en el cumplimiento de su deber.
En tiempo de la colonia, Fray Bernardino de Sahagún, fue el primero en utilizarlas en las pastorelas, por el año 1535, fue cuando empezó a llamársele “Flor Nochebuena”. Bernardino de Sahagún, publicó también un breviario medicinal de esta flor.
En tiempos de la colonia nació la leyenda que hablaba de una niña muy pobre que no tenía ningún regalo que ofrendar a la Virgen María y al Niño Dios del “nacimiento” que había en el templo. Un ángel la vio, se le acercó y le dijo que recogiera hierbas que se daban en el camino y las llevara al altar del Nacimiento. La pequeña obedeció. Cuando colocó las hierbas en el altar se convirtieron en bellas flores de un rojo intenso que hicieron felices a la niña,a la Virgen María y al Niño Jesús. Eran las flores de Nochebuena.
Aunque Joel R. Poinsett trajo la planta a Estados Unidos, fue Paul Ecke, descendiente de emigrantes alemanes establecidos en Los Ángeles en 1900, el que promovió e hizo dinero con la Flor de Nochebuena. Él traía esquejes en avión en lugar de plantas maduras por tren; repartía gratuitamente macetas con plantas a las emisoras de televisión para que aparecieran a la vista de los televidentes desde el Día de Acción de Gracias hasta Navidad. Y así se vieron las flores de Nochebuena (poinsettias) en programas como The Tonight Show y el especial navideño de Bob Hope. Con eso Paul Ecke impulsó fuertemente la Flor de Nochebuena al mercado estadounidense.
Hasta el 2008, la familia Ecke, que tenía su negocio de poinsettias en Encinitas, Ca. controló el 70% del mercado doméstico y casi el 50% del mercado mundial de esta hermosa flor, que es un negocio de muchos millones de plantas y muchos millones de dólares… y va en aumento.

 

Anuncios

Acerca de licvidriera

Leo, medito, escribo, vivo y escribo en la eternidad
Esta entrada fue publicada en cosas que no hace daño saber y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s