COSAS QUE NO HACE DAÑO SABER. Teflón

EL TEFLÓN

¿Qué magia, qué truco es lo que tienen algunas sartenes para que no se les pegue la comida?

Lo que tienen es una capa de politetrafluoretileno (PTFE) ¿Poliii, qué?  Un polímero (compuesto químico) similar al polietileno, en el que los átomos de hidrógeno han sido sustituidos por átomos de flúor.

Comenzó a ser comercializado por la compañía DuPont con el nombre Teflón a mediados del siglo XX. Había sido descubierto accidentalmente, como otros muchos descubrimientos, a principios de 1938 por un equipo formado por tres investigadores científicos: Benning, Plunkett y Rebok, que lo que buscaban era obtener un nuevo Freon (ese fluido utilizado en los circuitos de refrigeración, en los refrigeradores y en aerosoles) a base de tetrafluoretileno (TFE).

Observaron que al día siguiente de envasarlo el recipiente no tenía presión en su interior, pero tampoco había variado su peso.

Cuando cortaron el cilindro hallaron un sólido blanco, y cuando intentaron limpiarlo vieron que no se disolvía en ninguno de los disolventes comunes.

Deduciendo que se había producido una polimerización espontánea, lo sometieron a ensayos que pusieron de manifiesto sus propiedades que no se usaban. Por su resistencia química y térmica, así como por su bajo coeficiente de rozamiento tiene muchas aplicaciones en la industria y hasta en las cocinas.

La propiedad principal del teflón es que es prácticamente inerte, no reacciona con otras sustancias químicas excepto en situaciones muy especiales. Tiene un muy bajo coeficiente de rozamiento y gran impermeabilidad, manteniendo además sus cualidades en ambientes húmedos.

Es también un gran aislante eléctrico y sumamente flexible, no se altera por la acción de la luz y es capaz de soportar temperaturas desde –270 °C (3 K) hasta 270 °C (543 K). Su cualidad más conocida es la antiadherencia y donde más lo conocen y aprecian las amas de casa es en las sartenes.

     Aristócrates Botello

   UNA HISTORIA DEL TEFLÓN..… El teflón se empezó a comercializar por la década de los 50s, del siglo pasado. Cuando llegaría a la cocina de la casa de mis padres en el pueblo, es cosa que no sé, porque yo ya andaba en “el norte”, lo que sí supe fue que el teflón no fue muy bien recibido en esa casa. Sucede que mi mamá ya estaba en edad avanzada y no la dejaban acercarse mucho a la estufa ni a la cocina, aunque ella insistía en supervisar que a las comidas no les faltara sal, aunque a veces les pusiera azúcar en vez de sal, pero sobre todo le gustaba revisar que mis hermanas dejaran bien limpias las cazuelas y los platos. Pues un día la encontró mi hermana limpiando con un cuchillo el fondo de una sartén, porque estaba muy negro…

―¡Pero qué está haciendo, mamá! -exclamó angustiada mi hermana

― Pues limpiando esta sartén, mira nomás como está de negra, por no lavarla bien…

― Pero es teflón, mamá..

― Sea lo que sea, tienen que lavarlas bien siempre que la usen para que no se vayan volviendo negras…

   Por fin, después de muchas explicaciones, mi mamá entendió… y la sartén con mitad teflón y mitad “limpia” terminó en el corral con agua para los gatos….

….Eran otros tiempos

Anuncios

Acerca de licvidriera

Leo, medito, escribo, vivo y escribo en la eternidad
Esta entrada fue publicada en cosas que no hace daño saber y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s