Plantas que curan. Yerba Mate

 

La yerba-mate es un té de América del Sur. Es un producto alimenticio, usado como bebida diaria en infusión, igual que el té o el café, en algunos estados del Sur del Brasil, en las repúblicas del Río de la Plata y en la de Chile, constituyendo para muchos pueblos de esas regiones una bebida indispensable y de primera necesidad. Se obtiene por la preparación de las hojas y tallos delicados del árbol llamado Congonha, o técnicamente ilex matte, o ilex paraguayensis. Pertenece a la familia de las ilicacias. Tiene un sabor agradable, un aroma delicado y un poder nutritivo considerable. Reúne la yerba-mate dos grandes ventajas, a saber: tiene reconocidas propiedades terapéuticas como planta medicinal y, segundo, es muy barata.

El mate es muy semejante al té de la India y del Oriente, posee todas sus buenas cualidades del té pero sin los inconvenientes, tal vez por tener muy bajo contenido de teína y cafeína.

A la Yerba mate los nativos sureños la llamaban Caó, palabra que significa yerba o planta por excelencia: “La planta”

Los jesuitas, que obtuvieron del gobierno español el privilegio, que rigió hasta 1774, de ser los únicos explotadores de los yerbales, perfeccionaron el modo de preparar y usar las hojas de yerba que primitivamente eran masticadas en estado verde.

La yerba mate es un árbol o arbusto frondoso, que crece de doce a veintiséis pies (unos 8 metros). Visto a distancia parece un naranjo. Las plantaciones son vastas y presentan a la vista el aspecto más hermoso y atrayente por el color verde oscuro y el brillo de sus hojas. La hoja de la yerba mate es resistente, lisa, de forma elíptica, y de un verde brillante, siendo su aspecto general muy semejante a la del naranjo, esta es la parte utilizable de estos árboles. En las recolecciones, se reúnen grandes partidas de gentes que van al cultivo y desprenden las hojas, dejando la planta desnuda de su follaje, el cual no vuelve a recobrarse sino tres años después. Una vez tomadas las hojas las llevan a los lugares destinados para la preparación, cargadas sobre las espaldas de los “yerbateros,” y allí las colocan en una palizada que ellos denominan “barba cuá”, construida a cierta altura del suelo, y por debajo prenden un vivo fuego que seca las hojas y permite reducirlas luego a polvo.  Una vez que éste se ha obtenido, para lo cual empleaban métodos enteramente rudimentarios, (hoy son modernos) se procede al empaque en grandes sacos para enviarlo a los diversos mercados donde se cotiza.

La preparación del té suramericano no difiere en nada de la del de China: se sigue el mismo procedimiento para la infusión y se toma con azúcar y leche, o sin éstos ingredientes. En los países suramericanos se prepara y se toma haciendo uso de muy originales menajes. El más conocido consiste en una calabaza o especie de vasija, dentro de la cual se pone la yerba en agua hirviente, y en ella se sumerge la parte ancha de la “bombilla,” que es un tubo de hueso, caña o metal con su coladera al extremo a lo largo del cual se absorbe.

En los países de su origen las gentes están tomándola constantemente y eso les produce salud, vigor y mayor fuerza.

El mate es una bebida tónica, estimulante y diurética. Da energía, al reparar las fuerzas de los tejidos. Mitiga la sensación del hambre; los gauchos de las pampas pueden, sin mucho sacrificio, pasar días enteros sin alimento sólido, siempre que no les falte el mate.  Sus cualidades estimulantes y tónicas lo hacen una bebida alimenticia de primer orden para enfermos y convalecientes, no conociéndose hasta hoy ninguna contra-indicación de su uso; de ahí su empleo en los hospitales y casas de caridad, y hasta se recomienda a las mujeres, niños y a las personas nerviosas y neurasténicas, muy a diferencia del té de Oriente y el café.

Protege la salud cardiovascular, por ser buen antioxidante y porque ayuda a evitar que el colesterol y la grasa se acumulen en las arterias. Además aumenta el colesterol “bueno”, ayudando a evitar los bloqueos en las arterias. Por esas mismas razones retarda el envejecimiento….Sin duda alguna, el Mate es bueno…

 

Aunque no lo crea.. cuando compra una cama en esta mueblería le regalan un libro de Plantas Medicinales….

Anuncios

Acerca de licvidriera

Leo, medito, escribo, vivo y escribo en la eternidad
Esta entrada fue publicada en plantas medicinales y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s