Cosas que no hace daño saber….. Libras x Kilos

Para las gorditas y gorditos es más conveniente decir su peso en kilos en lugar de decirlo en libras… porque el número es más pequeño.  Pero aunque una vez supiste tu peso en kilos ya te acostumbraste a un sistema diferente y no sabes dónde quedaron los kilos…

Aquí te paso la receta para convertir libras a kilos, es bien sencilla: toma tus libras, multiplícalas por .45 (Punto cuarenta y cinco) y tendrá kilos… Por ejemplo: si pesas 184 libras… multiplica 184 por .45 y obtendrás  82.8  Ahí tienes: las 184 librotas se convirtieron en 82 kilitos y 800 gramos. Ahora que si quieres ser más exacto, entonces en lugar de multiplicar nomás por .45, multiplica por .453… Y ya está!..  (una libra equivale exactamente a 453.592 gramos).

Otro problema que puedes encontrar en tu país de origen, es que la temperatura se calcula en grados centígrados (Celsius) y cuando tus sobrinos de allá, te dicen que la temperatura va a estar a 38 grados, sales bien abrigadota o bien enchamarrado y te encuentras con que está haciendo un calor cervecero de los buenos… y es que 38 grados Celsius o Centígrados (38°C) si los convertimos en grados Fahrenheit son 100.04 °F … ¿Te imaginas el calorón? ¡Con razón se rieron de ustedes al salir tan abrigados!. Un buen punto de referencia es que si tienes 28 grados centígrados, voleas los numeros y tienes 82 Fahrenheit.

Para cambiar grados Celsius a Fahrenheit se multiplican los grados centígrados por 1.8 y se agregan 32 y ya está… Por ejemplo: 38°C por 1.8 nos da 68.4, le agregamos 32 y tenemos 100.40°F.

Para cambiar de °F -a- °C, a los grados Fahrenheit se les resta 32 y el resultado se multiplica .55 y ya está!. Ejemplo: Si la temperatura está a 100°F, a 100, le quita 32 y le da 68, luego multiplica 68 por .55 y obtiene 37.4…  (Vale la pena saber esto por si un día no hay San Google.)

Celsio o Celsius Anders: astrónomo y físico sueco (1701-1744) autor de la escala termométrica centesimal.  Daniel Gabriel Fahrenheit: físico alemán (1686 1736) inventó la graduación del termómetro que lleva su nombre.

                                     Aristócrates Botello

 

HUMORADA

Ya había perdido la cuenta Macario del tiempo que llevaba viviendo solo en esa pequeña isla a donde había  llegado cuando se hundió el barco donde viajaba…. Solo y sin compañía de mujer, ya empezaba a ver visiones.  Un día, no supo de dónde ni cómo, salió del bosque una cabrita que a él le pareció hermosa y se encaminó hacia la cabrita con intenciones de cabrón. Pero atrás de la cabrita venía un feo perro que empezó a ladrarle y a mostrarle los colmillos muy amenazante.

Así pasaron los días y cada vez que Macario intentaba acercarse a la cabrita el perro hacía que desistiera de sus perversos propósitos.

Un día de esos, Macario divisó una balsa en la cual venía una hermosa mujer, víctima de otro naufragio. Macario la rescató; le dio agua y comida y la revivió. Después de unos días, cuando la mujer se sentía bien y fuerte, le dijo a Macario

Pídeme lo que quieras, que yo te daré o haré todo lo que me pida”

Macario le dijo casi en secreto…

Nomás una cosa te voy a pedir cuando salga una cabrita de allí del bosque, me espantas al perro que va a venir con ella… a ver cómo le haces pero tú lo  detienes….

Anuncios

Acerca de licvidriera

Leo, medito, escribo, vivo y escribo en la eternidad
Esta entrada fue publicada en cosas que no hace daño saber y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s