PLANTAS QUE CURAN…. El cuachalalate

El Cuachalalate es un árbol originario de México. También conocido como chalalate, coachalalate, cuachalala o volador, aunque su nombre científico es,  Amphipterygium adstringens. En náhuatl sería “cuauchachalatli”, de “cuáhuitl” que significa árbol y “chachalatli”, nombre que designa a cierto pájaro hablador mejor conocido vulgarmente como chachalaca, “árbol de la chachalaca”… otros dan otras etimologías, pero dejemos esta, porque hoy, aparte de ser el árbol de las chalalacas, también alimenta con su fruto a muchas otras aves, de hecho el Cuachalalate contribuye en la conservación de la guacamaya verde (Ara militaris L.) debido a que ésta se alimenta del fruto y de las hojas del árbol, aunque ya desde el 2004, por ser tan popular este árbol, se considera una especie en peligro de extinción, y es que la corteza del árbol es lo más usado en medicinas y preparaciones, y hasta como corcho, pero al quitarle la corteza, sin cuidado, muchos árboles mueren.​

Era muy común el Cuachalalate en la zona centro y sur de México y desde la época prehispánica ya era muy estimado y se consumía por los antiguos mexicanos que le atribuían un efecto purificador, y como remedio para aliviar problemas del estómago. La cualidades medicinales que los antiguos le atribuían a este árbol se han ido comprobando poco a poco por con la ciencia moderna.

El Cuachalalate no solo es un remedio ideal para la gastritis, sino también es un efectivo anticancerígeno, como recientemente comprobó, un grupo de científicos de la UNAM. Su acción además no perjudica a las células contiguas, un efecto común en otros anti cancerígenos.

Algunos Beneficios del Té

de corteza de Cuachalalate

En el siglo XVI, Francisco Hernández de Toledo comentaba: “la corteza es fría y secante, resuelve los tumores machacada y aplicada”.

Infecciones: El cuachalalate es poderoso contra los microbios, por eso es útil en las infecciones que vienen acompañadas de mucha fiebre, como es el caso de la gangrena, amigdalitis, sarampión, etc.

Ayuda a curar la malaria, el cáncer de estómago, úlceras gástricas y enfermedades del riñón. Depura los riñones, limpia las vías urinarias, previniendo de esta manera la formación cálculos renales.

Problemas circulatorios: desde  hace siglos  se le atribuía como un desintoxicante sanguíneo.

Ayuda a curar várices y úlceras varicosas. Enfermedades de la piel y granos porque purifica la sangre, la hace más fuida, y reduce los niveles de colesterol.

Enfermedades bucales: con la corteza del árbol puedes endurecer tus encías,  aliviar fuegos o úlceras de la boca.

Heridas: la corteza del Cuachalalate ayuda a cicatrizar heridas. En la revolución mexicana se usó constantemente para los heridos. En el caso de las heridas también puedes aplicarlo en forma de polvo.

Para enfermedades gastrointestinales: Alivia inflamación del estómago, gastritis crónica y úlcera gástrica. También dolor gástrico y limpia el estómago.

Sólo necesitas beber un poco de jarabe o prepararla como infusión.

Ayuda a destruir cálculos biliares.   Cuida tus vías respiratorias. Mejora el sistema inmunológico. Disminuye la tos, la inflamación de anginas, y los resfriados. Desintoxica tu sangre. Activa la circulación sanguínea.

Enfermedades de la mujer.- Entre los beneficios del Cuachalalate puedes encontrar su gran capacidad para eliminar gérmenes. Por esta razón, está considerado un remedio natural muy efectivo para realizar lavados vaginales en casos de vaginitis, flujos vaginales, frío de la matriz, fiebre puerperal e infecciones de los ovarios.

El cuachalalate está considerada una de las mejores hierbas para la gastritis, por eso puede ser muy útil para aliviar el dolor de estómago, la gastritis, la inflamación abdominal y la úlcera gástrica. Lo puedes encontrar en las tiendas donde venden té de hierbas… ya que es muy buscado como tonificante y alivio para la gastritis.

Como esta planta hay muchas más que la Naturaleza te ofrece para ayudarte a remediar los males que te provocas más que nada por no alimentarte correctamente, recuerda: que tu alimento sea tu medicina y tu medicina sea tu alimento.

Anuncios

Acerca de licvidriera

Leo, medito, escribo, vivo y escribo en la eternidad
Esta entrada fue publicada en plantas medicinales y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a PLANTAS QUE CURAN…. El cuachalalate

  1. Jose Luis Casillas Navarro dijo:

    ¡Gracias, estimado maestro, por su elaborada explicación acerca de los beneficios del Cuachalalate! Creo que ahora que he tomado nota de la innumerable cantidad de cualidades que contiene esta planta, voy a comenzar a conseguir ésta y algumas otras plantas que, gracias a su columna, he logrado conocer.
    A parte de agradecer su tremenda dedicación a informar sobre aspectos prácticos que pueden ayudar a muchos, ruego que sus pluma no se canse y siga escudriñando y compartiéndonos cosas que, sabiéndolas, nos pueden salvar la salud y posiblemente, hasta la misma vida!

    ¡Saludos y que el cielo le conceda muchos años más de vida saludables y tranquilos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s