La columna del Lic. Vidriera. Campañas

Son feos los tiempos de campañas políticas, y para colmo de males, ahora todos los tiempos son de campaña. Aparte de las campañas, ya hicieron oficiales las precampañas, pero inoficialmente hay preprecampañas, procampañas, casicampañas… campañas ocultas….  ¡Muchas campañas! En mis tiempos sólo conocíamos las campañas de ladrillos… así le llamamos en mi tierra las pirámides de ladrillos crudos a los que se les atiza fuego en la base para que se tuesten y se pongan duros, y agarren ese color rojo de ladrillo quemado…. Si así fueran las campañas políticas no les faltaría lumbre… todos les atizaríamos por abajo y por los lados… hasta que quedaran bien quemados.

Pero antes de entrar en campaña vamos viendo de carrerita lo que dice el diccionario:

Campaña, campo llano sin montes ni aspereza. Todo el tiempo que cada año están los ejércitos fuera de cuarteles contra sus enemigos. En la marina se llama campaña desde que los buques salen armados de su puerto, hasta que regresan a él o llegan a donde van destinados. Cada año de servicio militar activo. BATIR LA CAMPAÑA, batir el campo. CORRER CAMPAÑA. Reconocer la campaña para saber el estado de los enemigos y observar sus intentos y operaciones.  ESTAR O HALLARSE EN CAMPAÑA salir a campaña… Como lees, como ves, campaña tiene que ver con guerra, con ejércitos, con buques armados, con enemigos……….

A propósito, ¿ya sabes que Trump ya nombró jefe de campaña para el 2020? ¿Quíhubo?

Lo que yo pregunto es por qué tiene que haber guerra, y guerra sucia, en las campañas políticas, cuando de lo que se trata es simple y sencillamente de elegir a las personas “mejores” y más capacitadas para gobernar el país… La historia no nos cuenta de que hubiera tantos motines en los barcos. Y es que los marineros sabían quién era le mejor para capitanear el barco y a ese obedecían, porque iba en juego la vida y el bien de todos…. En cualquier país el pueblo “debería” de saber quién o quiénes son los más capacitados para conducir el país hacía un futuro de mejor vida para todos sus habitantes… Y para elegir al mejor no se necesita una campaña-guerra-brutal (y brutalizante) de descalificaciones, improperios y acusaciones. La cosa debería de ser civilizada… o no ser.

Son feos los tiempos de campañas políticas, porque hay mucho lodazal, mucha suciedad, mierda, pues, ya sabrás que algunos definen política (la política moderna) como el arte de comer mierda sin hacer gestos… y en tiempos de campaña muchos se atarragan. Y lo que pasa es que no se trata de elegir al mejor para el país, se trata de grupos que buscan apoderarse del poder, no para beneficio del país, sino para beneficio de un grupo y de unos cuantos del partido, porque a la mayoría de los “partidarios” con migajas los contentan.. con una torta o una despensa…o una palmada…..

En una democracia civilizada se elegiría al mejor gobernante en paz y armonía. El elegido  aceptaría con humildad, el no elegido entendería con humildad…. y todos “seguirían” trabajando por el bien del país….

Pero lo que vemos en nuestras campañas políticas es mucha mentira vil y descarada, mucha mentira encubierta, mucha píldora dorada…. Mucho engaño y engañadores. Al grado que un candidato que quiera hacer campaña con sinceridad y honestidad, si lo hubiera, se le vería como débil…

Sí, señor, Se necesita buen estómago en estos tiempos de campañas para asomarse a las redes sociales o exponerse a los comerciales de radio y televisión… casi siempre dan ganas de vomitar. Lo triste es que todo eso es reflejo vivo de nuestra sociedad… ignorante, borregada, manipulada.

¡Qué pocas esperanzas hay para muchos pueblos y para el mundo!  El futuro se ve borroso… ha de ser por las humaredas de las campañas.

Ya nomás para terminar te diré que por estos tiempos de campañas políticas hasta de abajo de las piedras salen profetas anunciando lo que será del país si gana tal o cual candidato… Unos porque están mamando y otro porque esperan alcanzar alguna chiche de la puerca gorda que es el presupuesto, dicen los que les dicen que digan con la cara que les digan que pongan. Allí es donde están los verdaderos actores, no en Hollywood…..  Pero yo nomás una cosa te voy a decir: por muy ciertas y fundamentadas que parezcan las profecías de estos profetas de temporada, tú, si analizas las cosas y echas bien tus cuentas, sólo les debes de creer a los profetas que también hayan profetizado con exactitud las desgracias que traería al país el pasado gobierno… y el pasado y el pasado.. y el pasado… Un buen profeta debe de tener larga cola de pronósticos acertados y larga barba de experiencia y conocimientos adquiridos a través del estudio y de la vida…. y tener fama de honesto, no de vendido… de esos que como pueden decir una cosa, dicen la otra…

Hasta las próxima… Salud!!! Saludos..

Anuncios

Acerca de licvidriera

Leo, medito, escribo, vivo y escribo en la eternidad
Esta entrada fue publicada en columna del lic. y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s