DICHOS … Y humoradas…. Sin pies ni cabeza.

“No tener pies ni cabeza”

  Por lo general se entiende que la cabeza nos dice a dónde ir y los pies nos llevan allá.   Lo que no tiene cabeza no sabe a dónde ir y lo que no tiene pies no va a ninguna parte.

El dicho se refiere  a lo que no tiene sentido ni orden, sea una cosa, una acción, un deseo, etc. . Lo incomprensible, pero no por sublime, sino porque no da esperanzas de que se pe pueda encontrar sentido, o lógica. Un absurdo.

  “No sé quién le dijo que era arquitecto, me presentó unos planos para la casa, pero no tienen ni pie ni cabeza”

“El candidato dijo un largo discurso que sus “acarreados” le aplaudieron abundantemente, pero la mera verdad, yo no le encontré ni pies ni cabeza. Fue una masa informe de mentirosas promesas”.

 

HUMORADAS… (casi rojas)

Aquel hombre sentado en el último banco de la barra, sostenía una varita en la mano, de vez en cuando le dirigía la palabra como maldiciéndola, otras veces la goleaba con coraje en la barra.  Por supuesto que no paso  desapercibido al cantinero, porque los cantineros tienen muy desarrollado el sentido de observación….

— ¿Qué le pasa, amigo, qué hay con esa varita?.

— Figúrese, amigo, que venía yo por el bosque muy quitado de la pena cuando oí unos gemidos. Era una hermosa mujer atada a un árbol. Yo me acerqué receloso, no fuera el diablo. “No tengas miedo, -me dijo- soy un hada buena y un ogro maloso me amarró aquí. Si me liberas te concederé un deseo; lo que quieras, eso te concederé”.

Rápido la desamarré, ya libre se veía todavía más hermosa, tanto que nunca he visto otra mujer más hermosa que aquella…. ¡Me encantó! Pude pedir fortuna, sabiduría, poder… pero cuando abrí la boca lo único que se me ocurrió decir fue: “¿Qué tal un palito?, pero que dure buen rato. (El amigo no lo dijo, pero tenía la tendencia a no “durar” mucho, casi nada…)….

…y aquí me tiene con esta varita.  Sírvame otro tequila, por favor y que sea doble………..

 

OTRA HUMORADA...

God Save the Queen, que en cristiano se traduce como  ¡Que Dios salve (o guarde) a la reina!  es el himno nacional de los ingleses y sus colonias.

Parece que es un himno muy antiguo, alguno se los atribuyen a un tal  John Bull de 1619…. pero otros creen que viene de tiempos más añejos, y cuentan de un origen no  muy venerable del himno, pero tampoco muy despreciable, desde el punto de vista de la verdad.

Cuenta la leyenda, que un día andaban de cacería los reyes de Francia, de Alemania y de Inglaterra…. Al fin del día, después de una real comida campestre y unos vasos .. o jarras, de vino, la plática se puso interesante y nadie recuerda cómo fue que los reyes empezaron a presumir la medida de su brote entre las piernas. Se hicieron las apuestas, se arrimaron los curiosos cortesanos y empezó el rey germano por mostrar su instrumento, y gritaron sus compañeros, orgullosos. ¡Achten Sie darauf, Marguerite! (Agárrate, Margarita).  Enseñó el rey francés su pertenencia y los galos gritaron: “¡Vive la France!”. Por último el rey inglés sacó aquello, muy grande, y todos al verlo exclamaron asustados y preocupados: “God save the Queen!” y así nació el himno….

Anuncios

Acerca de licvidriera

Leo, medito, escribo, vivo y escribo en la eternidad
Esta entrada fue publicada en dichos y refranes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s