La columna del Lic. Vidriera. Odios y rencores..

 El odio es malo, enferma, a veces de gravedad y hasta puede llegar a causar la muerte.. Más te vale tragar orgullo un día, aunque te lo pases sin saborear y tapándote las narices, que vivir con una dieta de odio y rencor toda la vida.

Sólo hay un tipo de odio que no hace daño, y es el odio a la falsedad y la mentira, Puedes y debes odiar y aborrecer la mentira, pero al falso y al mentiroso, no los debes de odiar, debes de compadecerlos, corregirlos y ayudarlos. Ni siquiera burlarte de ellos, porque la burla es una forma sutil de odio y desprecio. Querer acabar a los que odian para acabar el odio es como querer “acabar” con los hambrientos para acabar con el hambre.

Te puede sonar media cursi mi recomendación, pero que no te suene falsa, porque creer en el odio y aceptarlo y fomentarlo es lo que trae al mundo de cabeza… y es, en definitiva, lo que impide el crecimiento de la razón en la humanidad, y lo que impide hacer de nuestro planeta un lugar cada vez más apto para el desarrollo de la humanidad, no digamos del desarrollo racional, sino hasta del desarrollo de lo animal.

Es el odio el que impide hacer este mundo un lugar más placentero para vivir, o de perdis menos peligroso. Porque no sólo hemos hecho peligrosa la convivencia entre humanos, hemos vuelto peligrosa a la naturaleza con el mal trato que le damos, la hemos envenenado para que nos envenene.. ¡Bonita cosa estamos haciendo! Y aún así nos consideramos la más avanzada de las civilizaciones que en el mundo han sido… Claro, engolosinados con nuestro “progreso” ya ni historia estudiamos…

El amor se ha desprestigiado, dime qué poderoso habla del amor, de los amigos, de los hermanos humanos…. Los poderosos sólo hablan de enemigos, (y de aliados cuando los necesitan) porque piensan en su poderoso pendejismo que solo pueden ser poderosos si tienen enemigos… De manera que  si no tienes enemigos, hay que inventarlos… hay que provocar, hay que atacar, hay que………. ¿pos que no has leído la historia que todos los poderosos tenían muchos enemigos? Nadie se hace poderosos amando a los demás.. ¿o sí? ¡Ni que fueras Dios!.

El odio muchas veces es fruto de complejos de inferioridad, pero en la mayoría de los casos es fruto del miedo, del temor. El temor ladra y el odio muerde.

Manifestaciones de odio se ven todos los días en el mundo… a lo ancho y a lo largo, para arriba y para abajo, a lo cercas y a lo lejos. No hemos aprendido a convivir como racionales, como humanos.

Cuando se trata de elegir gobernantes en nuestros países es cuando más vemos las divisiones, los odios y los temores que viven latentes en nuestras sociedades.

Los que están de un lado del río ven las cosas de un modo diferente a los que están del otro lado….y se atacan con odio, pero ni los de un lado ni los del otro, ven y entienden, (y a lo mejor ni les importan) a los muchos que son los más y que son arrastrados por la corriente.  Si todo nos metiéramos a medio rió veríamos las cosas del mismo modo, veríamos que nos está llevando la…

Hay gente que no sabe que se puede decir la verdad sin ofender, y ese debe de ser el único modo de decir la verdad, pero unos dicen la verdad de un modo muy golpeado, será porque se detienen mucho de decir la verdad y cuando se deciden a abrir la boca ya están llenos de coraje y eso es lo que les sale, y hasta con espuma a veces.

La verdad incomoda. A veces tanto incomoda al que la dice como al que la oye, porque el que dice la verdad quisiera que la otra persona viera la verdad sin necesidad de que se la dijeran. Pero una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa, una cosa es incomodar y otra muy diferente es ofender… El que ofende está demostrando un complejo de inferioridad, una falta de seguridad en sí mismo, y cierta inseguridad en que lo que cree sea verdadero… Pero más que nada, el que ofende demuestra una falta de comprensión y respeto a lo que piensen o no piensen los demás. Aunque no lo creas, y más si eres sabio deberías entenderlo, que un sabio sabe respetar a la persona por encima de su sabiduría o su ignorancia.  Si sabes que alguien está ciego no insistas en que distinga los colores… te desesperas tú y se desespera él…, como dijo aquel que dijo cuando el policía de tránsito le preguntó que si no había visto la flecha, “No vi al indio, mucho menos iba a ver la flecha”  Salud!!! y Saludos…

(Los dibujos son de Maurits Cornelis Escher (1898-1972)

 

El Pilón.- El mar está muy contaminado...

De eso ni duda cabe,
cada que lanzas las redes,
recoges pura basura....
hasta en las redes sociales
Anuncios

Acerca de licvidriera

Leo, medito, escribo, vivo y escribo en la eternidad
Esta entrada fue publicada en columna del lic. y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s