TE LO PASO AL COSTO. Ley de Weber

Comprobado. En cuanto más envejeces más rápido pasan los años… aunque siguen durando lo mismo

Casi todos los viejos hablamos de que “en estos tiempos” los años pasan más rápido……. el tiempo está pasado más rápido, y pocos lo desmienten, porque en realidad, así se siente…. Y uno busca explicaciones lógicas……Es fácil imaginar que el planeta Tierra está cayendo, está siendo llamado por el sol, y su órbita cada vez es más pequeña y por eso los años duran menos… aunque bien podría ser que el sol, al ir perdiendo masa en las quemazones que se carga, atraiga con menos fuerza al planeta tierra y éste se vaya retirando poco a poco y su órbita sea cada vez un poco más grande y los año sean más largos y….. pero….    A we…a Weber, Ernst Heinrich Weber, (1795-1878) un médico alemán de finales del siglo XIX aunque su campo era la fisiología y la psicología, se le ocurrió estudiar el hecho de que nuestra percepción cambia en función de la medida de los estímulos a los que estamos expuestos, es decir: si son grandes estímulos o pequeños, y fue Weber quien tradujo este fenómeno en una ecuación o algoritmo.. y le dio explicación a los años “cortos” de la vejez.

Veamos unos ejemplos de cómo cambia nuestra percepción según el tamaño de los estímulos. Si entras a un cuarto oscuro donde sólo hay una vela encendida, tus ojos se dirigirán rápido a la llama encendida. Pero si entras al mismo cuarto y está completamente iluminado, puede ser que notes muchas cosas antes de notar que allí hay una vela encendida.
Ahora supongamos que calculas el peso de dos objetos uno pesa 100 gramos, el otro 120. Sin mucha dificultad notarás la diferencia, pero si se trata de un peso de 300 gramos y otro de 320, aunque la diferencia sea la misma, 20 gramos, será más difícil decir cuál es más liviano… y es que nuestra percepción se altera, como indica la Ley de Weber, que señala la relación matemática que existe entre la intensidad de un estímulo y la sensación producida por éste.
La fórmula la mejoró un psicólogo coetáneo, también alemán, llamado Gustav Theodor Fechner (1801-1887), así que la ley también es conocida como Weber-Fechner, y hoy se usa también en márketing.
La observación es que cuando se comparan dos estímulos pequeños, basta una diferencia mínima para distinguirlos perfectamente. Ahora, si son grandes, deben ser muy distintos entre uno y otro para poder darnos cuenta.
Por eso con las pesas, aunque se trate de 20 gramos de diferencia en ambos casos, es más fácil distinguir la diferencia de peso en las de menor tamaño. Y también con la vela y la habitación iluminada, donde el estímulo y la fuente de luz es mayor.
Ocurre lo mismo con el tiempo, con el tamaño, con la altura de las cosas o con prácticamente cualquier cosa. Nuestra percepción cambia y nos resulta más difícil hallar diferencias cuando comparamos masas o unidades mayores.
Esta ley también explica por qué el tiempo se acelera cuando nos hacemos mayores, cuando más edad tenemos..
Un año sigue teniendo la misma duración que tenía cuando eras niño, por más que lo dudes, pero la relación entre lo que dura un año y el tiempo que llevas vivido es cada vez más pequeña. Cuando cumpliste dos años, un año era la mitad de tu vida… ahora un año es una pequeña parte del tiempo que has vivido
Dicho de otra manera, cada año que pasa añade perceptualmente menos al total de nuestra vida que un año cuando somos niños de corta edad, Ese es el motivo, de que al hacernos mayores tengamos la sensación de que el tiempo pasa más rápido.
Todo es cuestión de percepción. Un ejemplo que ponen es cuando a un prisionero sentenciado a tres meses le aumentan otros tres, lo sentirá mucho más que un preso sentenciado a diez años que le aumenten tres meses.
y como todos los descubrimientos de la ciencia se aplican a la guerra o al comercio…Ley de Weber se aplica en marketing
De acuerdo con la ley de Webes, nos cuesta mucho más percibir los cambios de grandes estímulos que de pequeños.
Por ejemplo, aseguran que aumentar sustancialmente el precio de productos muy caros como electrodomésticos o propiedades, es más difícil de detectar que si se sube el precio de la leche, el pan o productos más baratos.
También, se usa el principio de percepción para reducir el tamaño de los productos que siguen manteniendo el mismo precio. La disminución en el tamaño de una tableta de chocolate, por ejemplo, debe hacerse muy sutil y gradualmente para que el consumidor no la perciba.. hasta que llega el día en que te dan medio chocolate por el mismo precio, solo que lo fueron haciendo tan poco a poco que ya ni recuerdas el tamaño de un buen chocolate…..Carlos V que ya es Carlos II. Y como ahora el tiempo pasa más rápido ay terminé este artículo que aquí te paso al costo—-

Anuncios

Acerca de licvidriera

Leo, medito, escribo, vivo y escribo en la eternidad
Esta entrada fue publicada en cosas que no hace daño saber y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s