HUMORADA

HUMORADA.

Estaba en el rincón de una cantina un joven que trataba desesperadamente ahogar sus penas… Pero no podía, porque el licor que tomaba se le salía por los ojos convertido en lágrimas.
El cantinero, acostumbrado a consolar desconsolados, le hizo plática hasta que logró que el muchacho se animara a contarle el motivo de su pena…
−Es que mi novia me dejó.. -dijo el joven entre sollozos y tragos…(la frase es corta pero le cupo un sollozo, una moqueada y un trago)
−Uh, amigo, si yo tuviera un dólar por cada tipo que se ha sentado en esta barra (sin alburear) ya sería millonario…
−Pero es que mi novia me dejó porque soy pobre y no tengo futuro…
−Lo mismo de siempre, todas quieren novio con dinero y con futuro…. ¿y que no le dijiste que las cosas pueden cambiar, que muchos salen de pobres y llegan a ser muy ricos?
−Ese fue precisamente el error, -dijo el joven- Le platiqué de los de mi familia que se han hecho ricos, y más de mi tío que es joven y ya tiene un hotel, un centro comercial, maneja un ferrari y tiene casas en tres playas diferentes..
−¿Y eso no convenció a tu novia?
−Claro que la convenció, por eso me dejó y en el mes que entra se va a casar con mi tío….

(el cantinero también lloró)

Anuncios

Acerca de licvidriera

Leo, medito, escribo, vivo y escribo en la eternidad
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s