TE LO PASO AL COSTO… Mosquitos

En muchos años que tengo de vivir en la casa donde vivo, nunca había sentido tanto ataque de mosquitos como este años, al grado de que me sacan corriendo de mi ‘oficia’ en el garaje todo picoteado de los brazos, pero más de los tobillos. La alberquita para el nieto está sin uso, porque ya son amos y señores de la yarda los mosquitos…las abejas y algunas moscas. Durante semanas yo era el menos picoteado, aún cuando mi esposa, nuera y nietos corrían y se encerraban yo podía seguir trabajando en mi computadora sin muchos mosquitos, pero algo ha cambiado y ahora no me dejan en paz.
Sé que hay varios factores, para que un mosquito escoja a una persona sobre otra al momento de elegir a quién sacarle la sangre. Porque eso es lo que buscan, y no son mosquitos son mosquitas.
Lo primero es el tipo de sangre. Muchos no sabemos qué tipo de sangre tenemos, pero los mosquitos sí lo saben, según estudioso de los mosquitos, estos insectos prefirieron dos veces más a las personas con sangre tipo O que aquellas que tenían tipo A. A través de su piel sale alguna sustancia que delataba el tipo de sangre que tenemos y los mosquitos pueden elegir qué sangre beberán para alimentarse.
Otra cosa que detectan los mosquitos es la cantidad de dióxido de carbono que exhalas a través de su boca, lo pueden detectarlo casi a 50 metros de distancia. Cuando más grande es la persona exhalará más, por eso los adultos son más picoteados que los niños.
Otra de las señales que toman en cuanto al momento de decidir picarte o no es la temperatura de tu cuerpo. De modo que al hacer ejercicio, no sólo elevas tu temperatura corporal, sino que el ácido láctico se empieza a formar en tus músculos y tras él vienen los mosquitos.
Les atraen unos colores más que otros. Si no me crees, puedes hacer la prueba. El rojo, el negro, y un poco el azul, te marcan como presa para los mosquitos.
Considerando los datos anteriores, se explica por qué las mujeres embarazadas sufren casi el doble de picaduras de mosquitos que las que no. Exhalan casi 20 por ciento más dióxido de carbono y su temperatura corporal aumenta ligeramente.
También se ha encontrado que a los mosquitos les gusta más picar a las personas que se han bebido cerveza, será por necesidad o por gusto, peor alguien dio a trece voluntarios una cerveza y observó cómo aumentaba notoriamente la probabilidad de recibir una picadura de mosquito después de beber la cerveza que antes, y los que habían tomado eran más sufrían más picaduras de los mosquitos que los del grupo que no bebió cerveza.
Para tu consuelo te diré que existen unas 3 mil especies distintas de mosquitos, pero solo tres de ellas son las que nos picotean en las noches de verano, el Anopheles, el Culex y el Aedes. con esas tenemos, ¡imagina si las 3mil picotearan!! En lugares del mundo, estos animales son responsables de la transmisión de graves enfermedades, Los mosquitos, como muchos otros insectos, se alimentan del néctar de las flores. Solamente las hembras pican a humanos y otros animales por su sangre, que contiene las proteínas y otros compuestos químicos que necesitan para madurar los huevos de los que saldrán sus crías. Cuando un mosquito (mejor dicho, una moquita) nos pica, introduce bajo nuestra piel dos diminutos tubos: uno de ellos le sirve para sorber nuestra sangre, y el otro para inyectarnos una sustancia que evita que la sangre se coagule en la herida o en su trompa antes de haber terminado de sorber.
Esa sustancia provoca que nuestro cuerpo libere histamina, una sustancia involucrada en las respuestas localizadas del sistema inmune. Así que cuando te da comezón una picadura, no es técnicamente culpa del mosquito, sino de tu cuerpo reaccionando a esa sustancia. Esta es la causa de que no todos reaccionemos igual: algunos apenas muestran un bultito mientras que otros desarrollamos grandes ronchas.
¿Remedios? HAY Muchos… que se pueden encerrar en dos: limones y clavos de olor. Para ahuyentarlos pon limones con clavos de olor, o los puros clavos de olor. Para los piquetes saliva y sal, o limón y sal, o un algodón con carbonato y agua, jugo de una penca de sábila… o de plano, resina… resignación y dejar que pase la comezón… Cuídate de las mosquitas…
TE LO PASO AL COSTO

Anuncios

Acerca de licvidriera

Leo, medito, escribo, vivo y escribo en la eternidad
Esta entrada fue publicada en cosas que no hace daño saber y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s