La Columna del lic…. Drogas y mentiras

Sólo los amantes de las mentiras son fanáticos… o, si le damos una revolcada a la gata, podemos decir que donde hay fanatismo no hay verdad sólida para fundamentar un serio raciocinio. No discutas con fanáticos porque te fanatizan, te atizan y te queman…
El que está en la mentira es igual al que está metido en el vicio de la droga, ni uno ni otro saldrá por completo de su vicio mientras no lo decidan ellos mismos…, y te diré una cosa, por lo visto, oído y leído, con todo lo que les cuesta a algunos salir de las drogas, creo que son más los que dejan el vicio de la droga que los que pueden dejar el vicio de creer mentiras. Una y otra, al droga y la mentira son escapes de la realidad, y solo escaparás de ellas cuando aceptes la realidad y vuelvas a ella.
Al amante de la mentira le puedes tender redes y trampas, pero todas las elude, sigue en su vicio de creer mentiras, de creer la mentira, porque le agarró el gusto, le gusta la comida chatarra para el cerebro, y es difícil hacerlo comer los vegetales de la lógica y las semillas y frutos de la ética y la metafísica y los ricos hongos, raíces y tubérculos frutos de la teodicea, cosmología y psicología, por ejemplo. ¡Ya me dio hambre!
Una cosa tienen en común el amante de las drogas y el amante de la mentira. Los dos dan pie a la creación de peligrosos y muy extensos mercados negros que los surten de drogas y mentiras y engaños, y los dos, tanto el amante de las drogas, como el amante de las mentiras, causan serios daños a la sociedad y los han causado a la humanidad.
La pregunta obligada es si vendrá un día en que el mundo y la humanidad estén libres de drogas y mentiras. Casi cuesta trabajo imaginar lo que sería una sociedad libre de todo tipo de drogas y mentiras…, casi tan difícil de imaginar como una humanidad unida y progresista en Paz, sin guerra alguna. ¡Soñar no cuesta nada! dicen, en este caso sí cuesta.
Se sabe, o por lo menos se dice y se cree, que las potencias del alma son la memoria, el entendimiento y la voluntad. Y esas facultades, las tres, se dañan al usar droga, se dañan al amar la mentira. Es decir la droga y al mentira dañan, si no es que matan, el espíritu, el alma.

A diferencia de la droga, la mentira se empieza a vivir, desde muy temprana edad… Casi se puede aplicar lo que dijo el poeta en Los motivos del lobo: En el hombre existe mala levadura. Cuando nace viene con pecado……..y aparte de eso que no entendemos por qué venga con pecado, desde unos días de nacido le empiezan literalmente a lavar le coco en muchas religiones…. Casi en todas partes del mundo a los niños se les encamina desde la inocencia a “creer” cosas que no entienden… y así crecerán, y eso daña a la potencias del alma, memoria, entendimiento y voluntad.
Alguien me preguntaba el otro día, mientras platicábamos de filosofía, “¿Cómo es que hace miles de años hubo tantos y tan grandes pensadores y sabios y ahora no se ven muchos, no aparecen por ningún lado, siendo que ahora debería de haber más, y más sabios? La pregunta es muy buena y debería preocuparnos, podría ser un claro indicador de que la humanidad no avanza en sabiduría, más bien retrocede, y de ser así, ¿a dónde iremos a parar?

Creo yo que antes los niños nacían más libres de mentiras, de todo tipo de mentiras. Los niños de antes, de mucho antes, nacíancon sus cerebros listos para empezar a pensar, para empezar a buscar caminos a la Verdad, para empezar a desarrollar la memoria, el entendimiento y la voluntad. Nacían y empezaban a fortalecer su espíritu, y hubo hombres con buena memoria, claro entendimiento y fuerte voluntad. Hoy abundan seres con poco memoria, mal entendimiento y débil voluntad. Las drogas, los vicios y las mentiras hacen estragos en esos mundos que fueron de Dios y hoy son del diablo.
De la misma manera que el drogadicto no empieza con las fuertes drogas, sino que de unas que parecían simples, alegres e inofensivas, va pasando a otras más fuertes y más adictivas, el amante de la mentira empieza admitiendo, creyendo mentiras simples, por no analizarlas, por no contradecir, por pereza y de ahí irá pasando a creer mentiras más comprometedoras y más dañinas… Y así como el drogadicto teme salir de la drogadicción porque tendría que enfrentar la realidad, la vida… el amante de las mentiras teme salir de sus mentiras porque tendría que enfrentar la Verdad. Y así, enfrascados y atascados en drogas y mentiras, fácilmente nos engañamos y somos engañados. No le damos valor a lo que vale…. al traidor lo hacemos héroe y al criminal le levantamos estatuas… Besamos la mano del que nos esclaviza y pateamos y maldecimos al que quiere sacarnos de la mentira.
Puedes estar seguro que este mundo nuestro va a seguir por muchos años soportando una humanidad amante de la mentira… de pequeñas y grandes mentiras, pero tú no vas a seguir por muchos años…. Antes de morirte intenta dejar de creer y vivir mentiras, porque si hay otro mundo no creo yo que sea de mentiras…. ese es el que imaginamos e inventamos, pero el real debe ser de Verdad… Allá no habrá droga…ni mentiras ¿o sí?

Anuncios

Acerca de licvidriera

Leo, medito, escribo, vivo y escribo en la eternidad
Esta entrada fue publicada en columna del lic. y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s