CONSEJOS A LOS VIEJOS… Amor del bueno

Ya pá qué quieres paraguas, si ya dejó de llover.
Un viejo y una vieja, personas de edad, pues, se conocieron ya siendo casi ancianos. Pero viudos y solos como estaban, decidieron casarse, para hacer vida juntos, bueno, más que hacer vida, para terminar la vida juntos…
La primera noche que durmieron juntos en la misma cama, el viejito se fue acercado, le tomó la mano a ella y se durmieron muy en paz. La segunda noche, igual, el viejito le tomó la mano cariñoso se durmieron en paz, pero a la tercera noche cuando el viejito le quiso tomar la mano la viejita protestó: “Oye no, no esperaba yo que fueras un maniático sexual”.
Si lo dijo en serio o en broma la viejita, es tema de debate, cualquiera de las dos cosas es posible. Lo que sí es cierto que las muestras de amor cambian con la edad, o con las edades. Las muestras de todo tipo de amor. A los hijos siempre se les ama, pero las muestras de amor son diferentes cuando son niños y a cuando son adultos. De igual manera los hijos a los padres les muestran el cariño de forma diferente a manera que van creciendo.
Entre parejas pasa lo mismo. Durante el noviazgo podrá haber sexo o no, pero el cariño ahí estaba, casi tan grande como el deseo. Vendrá el tiempo en que las relaciones sexuales serán el platillo principal de las muestras de cariño. ¡Y qué platillo!. Malo cuando es el único, porque esas ardientes relaciones sexuales llegan a un tiempo en que se van haciendo menos ardientes y menos frecuentes… Es cuando, si no hay confianza y verdadera relación de pareja, algunos o algunas llegan al temor de que si no siguen satisfaciendo a su pareja busque en otro lado lo que ya no encuentra en su pareja. Tranquilo, Tranquilino, si llegaron a la vejez en pareja, lo más seguro es que no fue sólo el sexo lo qué los mantuvo unidos. Platiquen, reconozcan que ya no necesitan (ni pueden) tener relaciones sexuales tan seguido como ¡en aquellos tiempo! (suspiren juntos), pero aún así la vida tiene muchas cosas hermosas para una pareja que llega a la vejez juntos y hay muchas maneras de disfrutar una relación en la vejez. Esta noche tómense cariñosamente de manos y verán que aún están allí las viejas emociones de la juventud…..emociones viejas, pero hermosas.

 

 

Anuncios

Acerca de licvidriera

Leo, medito, escribo, vivo y escribo en la eternidad
Esta entrada fue publicada en tercera edad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s