COSAS QUE NO HACE DAÑO SABER…. ¿Castrar?

Yo sabía que a los puercos… ¿pero a las cabras también?
Leche de cabras sin mal gusto.- La leche de cabras, según cuentan porque no me consta, es de las más sanas que se conocen, pues no contienen bacilos tuberculosos; pero dicen que tiene un gusto y un olor característicos, muy “fuertes”, que no a todo el mundo agradan.
Verdad es que no todas las razas de cabras dan leche de sabor y olor fuerte, hay razas cuya leche es similar a la de las vacas, por lo tanto puede solucionarse el problema del mal gusto seleccionado a las cabras lecheras.
Pero sin necesidad de cambiar de cabras, hace ya más de un siglo que unos médicos en Rumania, los resolvieron el problema practicando a varias cabras la operación de la «ovariotomía».
La leche de los animales operados no tiene mal gusto ni olor a chivo.
Dicha operación sale más barata que la selección, y además tiene la ventaja de activar la secreción de leche y aumentar su duración.
… y los puercos
La extirpación de los testículos de los cerdos cuando nacen es realizada desde siempre por los ganaderos para evitar que en edad adulta su carne huela demasiado fuerte.
El olor apestoso de la carne de cerdo sin castrar, “olor a puerco entero”, decía, procede de dos sustancias: la feromona androsterona y el escatol, un derivado del triptófano.
Pero los animales castrados crecen más lentamente y resultan más grasos. Lo cual es bueno si los quieres para la manteca.
Pero para evitar el mal olor y carne grasosa, se usa la castración inmunológica mediante vacunación. Pero la tradicional es la castración quirúrgica de los lechones. Ha sido practicado durante siglos en granjas de todo el mundo, según eso porque brinda varios beneficios para los animales y el productor como: la prevención de la reproducción no deseada, reducción de peleas entre los puercos en los corrales, se facilita el manejo de los animales, y mejorar la calidad de la carne, sobre todo sin el olor a “verraco”.
Por eso de que los animales castrados son más fáciles del manejar es que se castran los toros, puede ser que seas tan…. que no sepas, pero los bueyes son toros castrados. Nobles animales que perdieron su virilidad en beneficio del hombre, y muchos beneficios han aportado a la humanidad…. para que no desprecies a los bueyes…. no seas… Güe…no mejor no te digo.

 

Hay muchas personas que tienen debilidad por los zapatos. Famosa por esa debilidad fue Imelda Marcos, esposa de Ferdinand Marcos presidente de Filipinas por más de 30 años. Cuando las multitudes invadieron el palacio Malacanang del dictador, descubrieron que Imelda había dejado 2,700 pares de zapatos.
Puede ser que en ese tiempo los más caros no pasaran de uno cientos de dólares, pero ahora algunos modelos tienen precios de escándalo. Pero por muy caros que hayas visto algunos zapatos, de seguro que nunca has visto algo como los de la foto, son los Passion Diamond Shoes… ¿Cuánto crees que valen?…… No mil, no un millón… Están valuados en ¡17 millones de dólares!.
La friolera, escasez o bicoca de 340 millones de pesos mexicanos.
Fue la firma Jada Dubai en colaboración con los joyeros de Passion Jewelers quienes crearon este modelo.
Están totalmente cubiertos en oro, pero ahí no radica su costo, sino en los diamantes que los adornan. En las puntas, cada zapato tiene un diamante tipo D, los más perfectos y difíciles de encontrar.
Por si fuera poco, tienen 236 diamantes de menor tamaño pero no de menor calidad, rodeando el contorno…. ¿Mejor le sigues con tus chanclas? No te culpo.

Imelda Marcos fue una ex reina de belleza de Manila, Filipinas, se casó en 1954 con el político Ferdinand Marcos, quien en 1965 asumió la presidencia en base al carisma de su esposa y a la elegancia del dúo, que según muchos fueron vistos por los ciudadanos como los Kennedy de ese país. Don Ferdinand colmó a Imelda de todos los lujos existentes, y de cuanto antojo ella tuviera, sin importar la pobreza a la que su pueblo se estaba sometiendo. Para el exilio de la pareja en Hawaii, a mediados de los ’80, Imelda dejó atrás su inmensa colección, donde se encontraba 71 pares de lentes de sol, 15 abrigos de piel, 888 pulseras, 65 paraguas y por supuesto, casi 3,000 pares de zapatos.

Anuncios

Acerca de licvidriera

Leo, medito, escribo, vivo y escribo en la eternidad
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s