PLANTAS Q’CURAN. Genciana

Gentiana lutea es nombre científico de la genciana amarilla, planta perenne de tipo herbáceo, conocida también como unciana y agenciana, posee varios usos medicinales y aplicaciones curativas. Destacan sus beneficios curativos del aparato digestivo. El cons

umo de infusiones en base a trocitos o de polvos de la raíz de esta planta, es muy útil para estimular los procesos digestivos.

El nombre de genciana le viene de Gentius (181–168 BC) rey de Illiria, que, según Dioscórides, fue el primero que la uso como remedio, por los tiempos en que Roma conquistaba esa parte de Grecia.
La raíz de genciana tiene, pues, una larga historia de uso como tónico amargo en los tratamientos de las alteraciones digestivas y es un componente de muchos medicamentos que se utilizan para esto. Contiene algunos de los componentes más amargos conocidos, y se utiliza como componente básicos de uso científico para medir el grado de amargor. Es ingrediente bebidas tónicas amargas (bitter, vermú, amargo de angostura, suze).
Se considera especialmente útil en estados de decaimiento de enfermedad crónica y en todos los casos de debilidad del sistema digestivo y falta de apetito.
Era usada en la Edad Media como un antídoto contra ciertos venenos.
La parte de la Genciana que se utiliza con fines medicinales es la raíz.

Infusión de Genciana: en una taza pon entre 4 y 5 gramos de raíz de Genciana y añade 200 ml de agua hirviendo. Tapa y deja reposar entre 7 y 10 minutos. Después se cuela y se puede endulzar.
Jarabe de Genciana: se pone a hervir 1 litro de agua. Cuando el agua comience a hervir se añaden 100 gramos de raíz de Genciana y se deja hervir durante sólo un minuto. Retira del fuego y deja que repose durante 10 minutos. Se cuela y se trituran las raíces con un mortero o similar para extraer todo el líquido.
Cocimiento de Genciana: poner 500 ml de agua a hervir. Cuando rompa a hervir añade 10 gramos de raíz de Genciana. Se deja hirviendo a fuego medio durante 5 minutos. Se tapa y se deja reposar hasta que enfríe a temperatura ambiente. Después se cuela y se toma
La Genciana fortalece el sistema inmunológico. Puede ser útil para los cólicos intestinales.
Es una planta medicinal excelente para cuidar del cabello y mantenerlo fuerte y sano. Tiene efecto antibiótico, combatiendo las infecciones. La Genciana ayuda a la salud del hígado. Favorece la depuración de la sangre. Mejora la psoriasis. Se puede utilizar para mejorar los casos de artritis y gota (ácido úrico alto). La Genciana es efectiva para bajar la fiebre. Es un remedio natural para eliminar parásitos intestinales. Acelera la curación de las heridas en la piel. Tiene efecto estimulante sobre la glándula tiroides.
Puede ayudar a regular la tensión arterial. Es una planta con acción digestiva.
En cirugía , se utiliza la raíz de genciana para dilatar ciertas aberturas, particularmente el canal de la uretra de las mujeres atacadas de la piedra.
Uso externo de la Genciana
Para los casos de heridas o de psoriasis y problemas de piel se utiliza de manera tópica y local. Se abre la raíz por la mitad y se coloca sobre la zona a tratar, atándola con una venda o paño. A los 20 ó 30 minutos se retira y se repite la operación si fuera necesario. Se usa también en polvo o cocimiento, para lavar las úlceras gangrenosas.
Antiguamente se mezclaba la raíz con corteza de roble de sauce a partes iguales, ora en polvo, ora en cocimiento, es más activa como febrífuga, que cuando se emplea sola.
RESUMIENDO.– Al estimular la acción del estómago con el té de Genciana, se alivian muchos de los síntomas asociados con la mala digestión, gases, indigestión, y falta de apetito.
Mejoran las secreciones del estómago, lo que a su vez ayuda a la absorción de nutrientes. La Genciana también actúa como estimulante de la vesícula y del hígado, y hace más efectivo su funcionamiento. La genciana es buena para casi cualquier condición en que haya que tonificar el sistema digestivo, y especialmente en la vejez.

Como cualquier planta medicinal, se recomienda que se tome bajo la supervisión de un profesional. No se recomienda el uso de Genciana durante el embarazo y lactancia. Tampoco se aconseja para personas con úlcera gastroduodenal. Galeno Centeno

Anuncios

Acerca de licvidriera

Leo, medito, escribo, vivo y escribo en la eternidad
Esta entrada fue publicada en plantas medicinales y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s