ANÉCDOTAS ………. Escultores…

En el Paseo de la Reforma de la ciudad de México hay una polémica, pero celebrada estatua en honor al rey español Carlos IV, mejor conocida, la estatua, como “El Caballito”, aunque es un caballote. La escultura, obra del famoso arquitecto y escultor Manuel Tolsa (1757-1816) fue inaugurada el 9 de diciembre de 1803. Entre los asistentes estuvo el ilustre viajero alemán, Barón de Humboldt, que acompañó a la famosa celebrité de aquella época, La Güera Rodríguez.
Todos, hasta el Barón, ponderaban la belleza de escultura y felicitaban al autor, mientras La Güera Rodríguez meneaba la cabeza, sin poder creer… No podía creer que un escultor tan famoso cometiera un error tan grave de anatomía caballar en su estatua… No le creyeron cuando ella dijo que había un error en la estatua, porque no era conocedora de arte, pero sí era conocedora de otras cuestiones y cuando les dijo que el caballo estaba mal porque tenía los dos testículos del mismo tamaño y eso no se daba, en todos los caballos siempre había un testículo que colgaba más que otro…. Tuvieron que darle la razón y hasta la fecha está mal esa estatua….

Otro célebre escultor fue el jalisciense Miguel Miramontes. (1918 2015). que murió con la pena de haber hecho mal la estatua del famoso pintor y sabio Gerardo Murillo (1875–1964) mejor conocido como “Dr. Atl”, que perdió la pierna derecha se cree que a causa de su exposición a gases de los volcanes que le gustab aestudiar… El caso fue que cuando le ordenaron la estatua al escultor Murillo le dieron una foto invertida y la estatua del Dr. Atl ya lleva tiempo en la rotonda luciendo una pierna que perdió y faltándole la pierna que tenía buena……..andan diciendo que la van a componer… ¿Le pondrán las dos piernas?

Esto viene a comprobar el dicho de que si a la mejor guisandera se le va una papa entera… los escultores y artistas también pueden cometer errores muy notorios…. y también los escritores…el que esté limpio que lance el primer borrador…

Nota:  Borradores eran unos “aparatitos” con que se borraban las letras del pizarrón, y más de algún maestro los usó como piedra contra algún alumno.

Anuncios

Acerca de licvidriera

Leo, medito, escribo, vivo y escribo en la eternidad
Esta entrada fue publicada en cosas que no hace daño saber y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s