LA COLUMNA DEL LIC. VIDRIERA… Un verbo singular….

El verbo chingar en México se considera vulgar, muy vulgar, sin embaro, ha dado un chingo de significativas “vulgaridades” que si no las ha admitido la real academia no importa, con ellas se chingan los académicos, porque son del pueblo y el pueblo es el que hace los idiomas… Tan es así que aunque el verbo chingar no exista en los diccionarios cultos y oficiales, es un verbo tan rico que con sus formas y derivados se puede expresar (¡y en forma bien chingona!) casi cualquier sujeto, verbo, predicado… y las demás partes de la oración gramatical (que para muchos suenan a maldición más que oración) del hablar mexicano… y digo del hablar, porque aunque hay palabras que todos hablamos, cuando alguien las escribe, mucha gente que pone el grito en le cielo en la tierra y en todo lugar, escandalizados cuando leen una chingadera, pero no se escandalizan cuando alguien hace cosas peores en la vida, esas sí son chingaderas… Yo le digo a un tal Ruiz que escribe su columna aquí en El Aviso, “No pongas “__ingón”, pon la palabra completa de un chingadazo, para qué andar con medias tazas” Pero él se niega porque cree que así tiene más caché la palabra y la gente se ofende menos…. Pueque tenga razón. Para todo hay gente… Algunos toleran más fácilmente los malos hechos que las “malas” palabras.
Me acordé de esto porque usaré uno de tantos derivados del verbo chingar en esta historia de la introducción… bueno la segunda introducción, porque esta fue la primera, ya ves que a veces me la llevo en puras introducciones… (Ya vendrá el tiempo en que pasaré de semental a semestral….¿no le entendiste? ¡Qué bueno! ….ya lo entenderás)
Un día un “maistro” albañil recibió la comisión de levantar una barda de ladrillos. Él pegaba los ladrillos que el “pión” se encargaba de arrimarle junto con la mezcla. De vez en cuando, el maistro le preguntaba al peón…. “¿Cómo voy?” “Al puro chingadazo, maistro” le contestaba el peón, y lo mismo le respondía cada vez que le preguntaba. Cuando el andamio ya estaba un poco alto y la barda un poco más, volvió a preguntar el “maistro” “¿Cómo voy?” “Al puro chingadazo, maistro” alcanzó a contestar el peón antes de que el maistro albañil cayera con su pesada humanidad y un trozo de barda en el suelo….
Se levantó el enterregado maistro gritando ¡No que íbamos al puro chingadazo, pen…! “Pos a poco no se dio uno bueno. Eso es lo que yo le venía diciendo, maistro, pero no hacía caso”
Y es que “ir al chingadazo”, tanto puede significar que vas bien, como que vas mal; por eso se usa también “al centavazo” cuando andas bien en lugar de “al chingadazo”…..
Andar al chingadazo puede significar, pues que andas “a toda madre”, pero también puede significar que andas “de la fregada”…. Cuando me preguntan “¿Cómo anda, Licenciado?” yo les digo que ando “al puro chingadazo” El preguntón entiende que ando muy bien, pero yo me refiero a que en cualquier chico rato daré el azotón.
Que el mundo va a la puro chingadazo es cosa que muchos peones dicen y muchos maistros creen…. tenemos tecnología de punta, (y chata también) casi comparable con la más avanzada tecnología extraterrestre (que imaginamos, por supuesto); tenemos comodidades cada vez más comodinas y asequibles…. Todo el mundo lo podemos manejar con botones… La comodidad al alcance de la mano…. como los remotos controles….  yo acabaría con los controles remotos ¡cuánto bien les haría a esa gente que está eternamente en dieta, gordos, no tanto porque coman mucho sino porque se la pasan sentados y a veces echados….pero eso es lo de menos, lo que sí hace que el mundo vaya al puro chingadazo es que así como dejamos de mover el cuerpo dejamos de mover el cerebro, dejamos de pensar……se nos engorda el cuerpo y se nos seca, se nos achica y achicala el cerebro… Y es difícil llevar la Verdad a cerebros achicalados. Son muchos los que se ven obligados a meterles la verdad disfrazada de mentira, o revuelta con mentiras… (la píldora dorada)… Yo todavía intento decir la verdad limpia y he notado que hay unos pocos que la entienden y la aprecian, porque tengo algunos lectores… Hay esperanzas. No me dejen solo, que vamos al puro ….

Chin! interjección derivada de chingar. Expresión que indica molestia, decepción o enojo: «¡Chin, Ya se me acabó el papel! Pero te completo lo dicho con unas bellas ilustraciones de un buen artista, Pawel Kuczynsky, que ilustrará y completará lo dicho.
Salud y saludos y hasta la próxima semana.

Anuncios

Acerca de licvidriera

Leo, medito, escribo, vivo y escribo en la eternidad
Esta entrada fue publicada en columna del lic. y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a LA COLUMNA DEL LIC. VIDRIERA… Un verbo singular….

  1. Question dijo:

    No matteг iff some oone searches for his required thing, thus he/she desіres to be available that in detail, thus that tthing is maintained over here.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s