Voy con mi hacha……Carreteras sin carretas

Desde hace mucho tiempo dejaron de pasar carretas por la carretera, pero les seguimos llamando carreteras a caminos que fueron de carretas y hoy son de carros y camiones.
El problema no es que sigamos llamando con nombres antiguos las cosas modernas, sino que sigamos pensando con pensamientos antiguos en tempos modernos. Lo cual puede significar que no entendamos los tiempos que vivimos… y que eso haga difícil que nos entendamos unos a otros. Cosas han cambiado y las seguimos llamando como antes, cosas no han cambiado y las llamamos con nuevos nombres creyendo que si el nombre es nuevo la realidad lo será también.
Que la humanidad ha cambiado al pasar del tiempo nos los dicen la experiencia y la historia. Nuestro modo de vivir es diferente al modo de vivir de la Edad media y muy diferente al modo de vivir de la Edad de Piedra… pero se trata de la misma humanidad… que va cambiando, de la misma manera que cambian las personas con la edad, el joven es muy diferente del infante y el anciano muy diferente del joven…..Pero puede ser que haya muchos que sigan pensando como niños y viejos hay que piensan como adolescentes. Porque es la misma humanidad que salió de las cavernas y se metió a rascacielos y es la misma persona que salió de los pañales y se metió a un traje o en un vestido… La humanidad y las personas envejecen… aunque no maduren……
Y en gran parte el que no nos entendamos y haya tantas divisiones y conflictos en nuestra sociedad se debe a que no actualizamos nuestros conceptos, es decir, no actualizamos el contenido de nuestras palabras y el significado de las cosas que pensamos…
Sin duda que algunos conceptos los hemos actualizado, por ejemplo, hace unos años cambiamos la idea de que la Tierra era el centro del Universo y a los ‘pocos días’ cambiamos de una Tierra plana a una Tierra redonda, y ya supimos que la luna no es de queso. Esos conceptos ya los actualizamos, igual que algunos otros, pero hay algunos conceptos fundamentales que NO hemos actualizado y que son los que nos hacen la vida difícil y la convivencia entre humanos poco fructífera y placentera. No hablemos de términos como amor, justicia, igualdad, libertad… mucho menos de Dios, que son conceptos muy debatidos y batidos y rebatidos y nunca aclarados completamente… Empecemos por definir lo que somos. ¿Qué es el ser humano? ¿Qué somos? Ya debería ser tiempo de que tuviéramos un concepto claro, definido, preciso… y sobre todo, ‘más humano’ de lo que somos, de lo que es un ser humano, para de allí partir a definir todo todo lo demás.
¿Vas a creer que hubo un tiempo en que tribus creían que los humanos eran animales comestibles, y los cazaban como a cualquier otro animal y se los comían… rostizados o al natural…? También hubo quienes creían que el ser humano era una bestia de trabajo y como tal se podía capturar, entrenar y vender… Eso se creyó por muchos años, no hace tanto que se abolió la esclavitud, “legalmente”, pero tal vez la creencia no se haya desterrado del todo y la esclavitud exista solapada por ahí… junto con otras creencias. Muchos son los que dicen ‘creer’ que el ser humano es un ‘hijo de Dios’… Ser hijo de Dios es un gran honor, algo que nos haría respetar y casi venerar a los seres humanos… por lo menos no hacerlos sufrir, no matarlos, no robarles sus recursos… Ah, pero sólo son hijos de dios los que creen en el dios que yo creo, porque los que tengan un concepto diferente de dios, los que crean en un dios que no sea el ‘verdadero’, dudosamente se podrán llamar seres humanos, porque no serán hijos de dios… serán hijos del diablo y los podemos mandar a los infiernos sin ningún remordimiento.
Se me terminó el papel…. si no te convencí, convéncete solo de que no tenemos un concepto claro y universal de lo que es un ser humano, y no podemos hacernos ilusiones de ser sabios y estar haciendo un mundo mejor si ni siquiera estamos seguros de lo que somos. Un poco de humildad no nos caería mal, para empezar, sí empezar, a aceptarnos unos a otros como iguales por encima de las diferencias superficiales y accidentales… Sigue pensando qué es el ser humano… qué ves en los demás ¿hijos de Dios, o hijos de la….. mala vida? Sé sincero.

Acerca de licvidriera

Leo, medito, escribo, vivo y escribo en la eternidad
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s