La fe ciega es la ‘buena’…..VOY CON MI HACHA


SHARE

Creer a ciegas decimos cuando creemos sin cuestionar, para nada, lo que se nos propone como verdadero, como algo que debemos de creer. “Le tengo una fe ciega a ese doctor…”   “A ojos cerrados le creo al Lic. Vidriera, porque deja caer las verdades como monedas de oro y plata”…. (Gracias, gracias, pero más adelante te diré que no debes de creer ciegamente a ningún pendejo, como tú comprenderás) 

La fe ciega es no preguntar, no averiguar, porque si empiezas a buscar razones para creer algo o a alguien ya no se puede decir que sea fe… crees porque te conviene, porque entiendes que es cierto y creíble lo que se dice; crees, pero con los ojos abiertos, bien abiertos, cual debe, cual debe.

Y es que por más que haya instituciones muy serias, sagradas unas, profanas otras y  profanadas casi todas, instituciones, digo, que piden a sus “fieles” y “adeptos” que crean ciegamente lo que se les propone y caminen por el camino que se les indica, la naturalezas humana, a veces deja la pereza descansando y cae en la ‘tentación’ de racionalizar, porque racionalizar es lo que a ciertos animales los hace diferentes de los demás animales y los hace ser ‘humanos’ . Se puede decir con razón que el individuo que no razona, sino que cree a ciegas lo que le dicen y a ciegas va por donde se le indique es un individuo que se está deshumanizando… siendo animal, pero no racional…. Algunos tienen el descaro de llamarse ‘pastores’ y llamar a sus seguidores, grey, rebaño……. y es cierto porque el que no razona y cree a ciegas se convierte en borrego, en manada, y algunos hasta llegan a sentirse orgullosos de pertenecer al rebaño, a la manada… ¡por eso andamos como andamos! Por eso nunca progresamos.

Nada debes de creer a ciegas. A nadie debes de seguir a ciegas, a nadie le debes de creer todo lo que diga, sin antes razonar. Bueno, con decirte que ni siquiera a mí, porque los que decimos cosas y escribimos nuestras p…untadas a veces nos alocamos y decimos cosas que al leerlas después hasta nosotros mismos nos sorprendemos y preguntamos: cómo fue posible que yo dijera eso, cómo fui tan ciego para no entender…

Hoy se acostumbran mucho los seguidores en las redes… y en la vida real. En las redes más bien son admiradores, fanáticos, pero seguidores al fin. En la vida real hay seguidores-creyentes de partidos políticos, de religiones y sectas, de grupos y organizaciones ‘secretas’, etc etc… Como que a la mayoría de los humanos les gusta seguir, son más los lobos en manadas que los lobos esteparios. Lo curioso es que hay seguidores para todo y todos: unos creen a ojos cerrados en el capitalismo, por ejemplo, y otros creen en el socialismo o comunismo. Unos tienen fe ciega a su partido político y odio ciego a los contrarios. El que a ojos cerrados cree a ojos cerrados puede estar en lo cierto, pero también a ojos cerrados puede estar en el error……….le puedes atinar bien… o atinarle mal, como dijo alguien. El problema es ¿cómo respetar a los que no creen lo que yo creo, cuando nuestra fe ciega nos dice que nosotros estamos en lo cierto y ellos en el error?

Si todos creyéramos lo mismo, lo cual debería ser si bien razonáramos, avanzaríamos más rápido al final, un final bueno si nuestras creencias son verdaderas, un final malo si nuestras creencias fueran falsas. Los que predican la fe ciega, por lo general lo hacen con la intención de sacar ventaja de ‘los ciegos’

Yo estoy convencido de que si la gente creyera menos y razonara más, el mundo rodaría mejor. La fe ciega es la causante de muchos tropiezos: guerras, genocidios, discriminación, intolerancia y demás divisiones entre los humanos. ¿Y cómo no vas a tropezar si vas a ciegas? El razonar no da por resultado las guerras ni siquiera la desigualdad.          Salud y saludos

El Pilón.- No porque veas a alguien arriba pienses que es “grande” y ciego lo sigas; es cierto que la crema y nata sube, pero ten en cuenta que también los cerotes flotan….

Otro Pilón.- Hoy no se habla de mentiras, la palabra mentira está devaluada, ahora se dice desinformación… ‘informó mal’, lo cual, por más vueltas que le des, equivale a mintió, dijo mentiras, es un mentiroso.

busca libros de mario soto centeno en amazon.com digitales o impresos

Acerca de licvidriera

Leo, medito, escribo, vivo y escribo en la eternidad
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s