Mente abierta, pero… VOY CON MI HACHA

Mente cerrada, maceta (cabeza) dura, ideático, terco. Decimos del que no acepta razones, ideas opiniones o sugerencias, sino que en todo tiene que ser lo que él diga y como él diga.

Sea porque no entiendan o por soberbia, a muchos les cuesta mucho aceptar las opiniones ajenas aunque sean buenas… Y aunque hayan oído que es de sabios cambiar de opinión, cierran las puertas de la mente a ideas u opiniones nomás porque el que las dice ‘no es de mi raza, no es de mi partido, no es de mi religión…’ en otras palabras, es un fanático el que se cierra a opiniones ‘buenas’ ajenas y sólo acepta ideas de su círculo de ideas políticas, religiosas, económicas, etc. muchas veces porque así ha sido instruido, ‘educado’, entrenado a no aceptar mas que lo que se le indique en su grupo, familia, religión, política y hasta ‘ciencia’.

Creo yo que todo individuo que se precie de racional debe de tener ideas propias, para poder decir que vive su propia vida, porque si tu vida está regida por ideas y opiniones ajenas, ni es mucha vida ni es muy racional. Sin embargo, tenemos que admitir que por vivir en sociedad, las ideas de los demás nos influencian, como las nuestras pueden influir en los demás. Nacemos y empezamos a aprender de los demás, especialmente de nuestros padres y hermanos, y como padre o madre influyes con tus ideas en los hijos. Pero a medida que vas madurando vas viendo que algunas ideas no van contigo, no las apruebas, no las compartes, no las ves como buenas y verdaderas, a veces ni las ideas aprendidas en familia, y es cuando empiezas a forjar tu propia persona, tu propio criterio, tu propio juicio. Criticar viene de una palabra griega que significa juzgar, aunque la hemos devaluado y muchos entienden criticar como ver solamente el lado negativo de las sentencias o cosas. Pero no, tener buen criterio es saber analizar las ideas y opiniones y escoger y aplicar las que se apeguen a la verdad, sin más importar de quién vengan o a donde vayan.

Puedes y debes estar abierto a todas las ideas cuando tienes buen criterio, sabes juzgar, distinguir, separar lo valioso de la basura adornada, y los lobos con piel de ovejas retirarlos del rebaño. El tener buen criterio y mente abierta van de la mano: no puedes tener buen criterio si no tienes mente abierta y no puedes, ni te conviene, tener mente abierta si no tienes buen criterio. De la misma manera que no dejas entrar a tu casa a cualquiera que pase por la calle, tampoco debes dejar entrar a tu mente cualquier idea que ande en por el aire…  ahí es donde debe operar tu bien criterio, porque así como puedes aceptar mentiras, puedes rechazar verdades. El que busca oro recoge hasta lodo, lo lava y lo lava, desecha las impurezas y se queda con las pepitas de oro. Así tú, no te espantes de mentiras, ten mente abierta, pero limpia y desecha mentiras y te quedarás con la resplandeciente verdad. 

Atrévete a pensar por ti mismo, verás que no estarás de acuerdo con muchas cosas que, sin pensar, te entraron con suma facilidad a tu cabeza y allí andan tan tranquilas como Pedro por su casa, como se dice. Muchas ideas no son propias tuyas de ti, allí te las pusieron, te las metieron en la cabeza y tú no hiciste nada por revisarlas antes de darles entrada ni antes de entronizarlas en tu mente, por pereza, por obediencia, por no querer pensar. Y no has hecho nada por revisarlas, por hacerlas tuyas… Está bien que debes de confiar en alguien, pero no siempre digas. “Lo que diga mi padre, o mi compadre”, ni mi madre ni mi comadre. Para vivir racionalmente necesitas hacer propias las ideas que te pusieron en la cabeza desde niño… (y a veces desde grande), necesitas revisarlas, pedir pruebas, explicaciones… y sobre todo, ser sincero y vivir conforme a la verdad que vas descubriendo, sólo así serás un auténtico ser humano que vive de convicciones y no sólo de tradiciones…… Amén.

El Pilón.- Descubrieron que la tierra está brillando menos en los últimos años… será porque se están acabando las mentes brillantes y los teléfonos inteligentes ni pa’cuando que brillen como una mente brillante.

Mario Soto Centeno tiene libros en amazon.com

Acerca de licvidriera

Leo, medito, escribo, vivo y escribo en la eternidad
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s