La Columna del Lic. Vidriera. …lo cierto se hace dudoso

lic5En DICHOS Y REFRANES esta semana aparece un dicho que yo oía de niño “en boca del mentiroso lo cierto se hace dudoso”. Se me gravó mucho ese dicho porque mucho lo oía de mi madre, al punto que llegué a pensar que nunca me creía nada de lo que yo le decía.
Y es que de niño uno piensa que una mentira, bien dicha, lo salva fácilmente de una reprimenda y hasta de una paliza. Muchos nunca supimos con certeza si era que nuestras mentiras surtían efecto al ser creídas, o si nuestros padres nos perdonaban al ver el miedo disfrazado de naturalidad en nuestras caras al inventar las mentiras para ocultar nuestras travesuras. Hasta puede ser que hayan pensado. “Qué bárbaro, este de grande puede llegar a ser un buen actor de cine”. Yo no creo que mis padres me hayan creído todas mis mentiras… yo tampoco creí muchas mentiras de mis hijos.
Lo que si aprendí al crecer es que una mentira necesita muchas otras para sostenerse. Se empieza con una mentirilla sin chiste, sencilla, que por débil y sencilla necesitará otras más fuertes que la sostengan y así hasta formar un castillo de mentiras que tarde o temprano de desplomará descubriendo que no se sostenía, mas que con puras mentiras.
Pero si el dicho: “En boca del mentiroso los cierto se hace dudoso” se refiere al decir mentiras, yo me quiero referir aquí no a las mentiras habladas, sino a las mentiras vividas, al actuar mentiroso. Porque así como se habla para engañar, también se actúa para engañar.
Me refiero a esa gente que se hace una imagen ante el espejo y ante los demás y viven una realidad de mentiras, siendo ante los demás lo que no son en realidad. Inflando el ego a lo más que da la vanidad y maquillando los defectos y deficiencias con mentiras y apariencias.
Cuando vives de mentiras, no sólo llevas una máscara, es más bien como si fueras metido en un disfraz mal hecho, imagina que vas en un disfraz de robot, con los brazos fijos y pasos mal dados y lentos, con mucho cuidado para no caer…como un frankestein… como si anduvieras cagado, ¿y piensas que los demás no ven tu mentira? La ven y la huelen. El que vive un ser de mentiras… no será libre. La verdad os hará libres es algo que todos los pensadores han dicho y creído desde hace miles de años, lo que no hemos entendido muy a las claras ni a las oscuras es que se refiere más que a decir la verdad a vivir la verdad de lo que eres.
Muchos son los que se ven atrapados en su mundo de mentiras, siendo lo que no son y creyendo que los demás les creen la mentira de su ser…. Lo peor es cuando tú mismote, tarugote, te crees tus mentiras……. Es la ignorancia andando del que se cree su mentira y de los que se las creen… ¿A poco no te ha tocado conocer unos o unas que se creen modelos y la fealdad les salta por todos poros……? O esos otros que se creen sabios y cada vez que abren la boca babean ignorancia… a veces envuelta en oropel, pero no deja de ser ignorancia.
¿Te enredé? pos desenrédate… penejo. Como aquel niño gangoso que decía llorando “teno toneton..teno tonetón”. y de allí no lo sacaban los papás, y por más que le daban todo lo que se les ocurría que pudiera consolarlo, el niño seguía llorando “teno tonetón, teno tonetón” En eso se acordaron que sus vecinos tenían también un hijo gangoso y lo trajeron a ver si entendía lo que quería su hijo….Le preguntó lo que quería y el niño repitió “teno tonetón” “Si tienes comezón, ráscate penejo”, dijo el otro niño y se fue a su casa
Así tú, si te enredé, pos desenrédate “penejo”.. Pero más que desenredarte de lo que te haya enredado yo aquí, desenrédate de la vida de mentiras que vivas, recuerda eso que olvidan los mentirosos: podrás engañar a muchos algún tiempo y a pocos todo el tiempo, pero nunca engañarás a todos todo el tiempo… Deja de hacerte penejo, y ponte a estudiar para que seas siquiera la mitad de los que crees que eres…. porque un día se va a desplomar el castillo de mentiras que has forjado y vas a aparecer desnudo de mentiras, como no querías aparecer…… Y otra cosa que te recomiendo es que no sólo leas libros “buenos”. Si vieras cuántas cosas malas aprenden los que leen libros buenos…Y si vieras cuántas cosas buenas se pueden aprender en los libros malos….
(Busca los míos en amazon.com) Saludos y ¡¡Salud!!

y ya están las columnas del 2017 y 2018

TODAS LAS COLUMNAS

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario