No somos inmortales…VOY CON MI HACHA

Sin importar por ahora que la pandemia actual de la actualidad haya sido planeada y plantada, como dicen unos, o que sea una simple ocurrencia de la vida, cosas que pasan, como dicen otros, lo cierto es que esta pandemia nos ha dado una buena sacudida, nos ha dado una cachetada en… pos, en los cachetes, sean superiores o inferiores, o en los cuatro, pero cachetada bien dada, que nos ha sacado de nuestro rutinario y, hasta cierto punto, cómodo vivir….Ese vivir de la casa al trabajo toda la semana, carnita asada el fin de semana con algún partido de algún deporte en la tele, de pantalla gigante, por supuesto; fiestecitas familiares de cuando en cuando… Sin faltar el chequecito cada semana, cada dos semanas, o de perdis cada mes… La dulce vida… tranquila… segura. Pero ándale que se suelta un virus atacando a la gente…..
Primero nos sacó un gran susto cuando se empezó a escasear el papel del baño ¡Qué trugedión! diría el Piporro. La preocupación se veía en las caras descompuestas de las personas peleando por un rollo….con los cachetes apretados (los inferiores, claro, porque el pánico tiene la cualidad de aflojar las compuertas del cuerpo, los esfínteres, pues).
Asegurado el papel del baño, siguieron las compras desordenadas de agua y alimentos… en abundante abundancia… ¿redundancia? ¡Claro que fue redundancia. Si el virulento virus te va a matar ¿Para qué quieres tanta comida? Piensa en el entierro. Pero es que todavía no empezaban a llegar los números… Poco a poco fueron apareciendo cantidades en las pantallas, y poco a poco la boa iba engullendo víctimas y la curva se levantaba, se levantaba. Que había que aplanar la curva, decían… Pero la verdad es que entre tanto número, no se entendía si los contagiados se morían, si los muertos eran de un día o de todos los días….. El pánico cundió y no se ha aplacado del todo, pero aunque se ha muerto gente, y mucha está encerrada, todavía se ve mucha gente en las calles, en las tiendas, en las playas y hasta en los bares… Como que este virus no va acabar con la humanidad como algunos se imaginaban… y los noticieros esperaban para dar la gran noticia. “Hasta nuevo aviso ¡¡¡ Se cierra la Humanidad!!!”
Una cosa buena que resultó de todo esto, con tantas noticias, tantos números y fotos de enfermos y muertos, unos a medio morir y otros a medio enterrar, es que de pronto nos dimos cuenta, nos acordamos de que ¡no somos inmortales!, que cada día estamos a un paso de la tumba, que, como el del chiste, el libro dice que nos vamos a morir… Pero no todos del coronavirus. Este virus nomás vino a darles una ayudadita a otras enfermedades matanceras de la humanidad. Ni pa’cuándo que sea el covid-19 la enfermedad que mate más gentes, por más cuentas que hagan y noticias que le dediquen.
Con coronavirus o sin él, en el mundo se mueren cada día al rededor de 150,000 personas… pero en el mismo día nacen unas 370,000.. Esa disparidad (esta palabra ha de venir de parir) preocupa mucho a ciertos individuos que ni hacen nada bueno por la humanidad, más que preocuparse. Pero te decía que de esos 150mil que mueren cada día (6250 por hora 104 por minuto) unos 50 mil mueren de problemas del corazón y sistema circulatorio. Unos 25mil de cáncer. Unos 18mil de enfermedades del sistema respiratorio…..,Y de muchas enfermedades más se muere gente todos días, diabetes, riñones, hígado.. Hasta de demencia se mueren cerca de 7mil, y algunos han de morir nomás de purito miedo… ¿Del Covid-19? Sí, también se están muriendo unos 7500 por día. Pero aún quedan dudas en diagnósticos y conteo, así que como pueden ser más… también pueden ser menos. Pero no te preocupes, hay humanidad para rato. ¡Oh, si se preocuparan por los diabéticos, y los cardiáticos, hepátios y demás aticos, como se preocupan por los covídicos, no se moriría tanta gente! ¿O será que se necesita que más mueran? Sepa la bola…….

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario