Creer o no creer…. Voy con mi hacha

Le llevaron el padrecito al moribundo para que lo ayudara a bien morir y le abriera las puertas del cielo, o por lo menos que lo librara del infierno.
No pierda su tiempo, padrecito, -dijo el descreído moribundo-, Yo no creo en el infierno.
— ¿Y quién le ha dicho a usted que se necesita creer en el infierno para ir a él?
—Bueno, pero…….
No supo más qué decir el moribundo. No se confesó, pero no se opuso a que le administraran el rito de la extremaunción…. ¿Se salvaría del infierno? No lo dice la historia…
Con la mala fama que han adquirido los Medios de comunicación y tanta desinformación que llena las redes, hay muchos que dudan que la magnitud de la pandemia actual sea tan grave como la pintan, mientras que otros creen que no se está diciendo toda la verdad y que la situación es más grave de lo que se dice.
Y hasta hay algunos que no creen en el coronavirus… de la misma manera que muchos no creen en el diablo. Claro, hay muchas cosas, muchísimas cosas que no se necesita creer en ellas para sufrir sus consecuencias. No porque no creas en el infierno, te vas a escapar de él….. No porque no creas en el coronavirus ya te vas a escapar de que te ataque. Sin embargo, hay diferentes formas de creer y no creer.
Muchos creen a ojos cerrados todo lo que se dice, porque creen (y esto sí no deberían de creer) que todo lo que dicen la televisión, los periódicos y las redes es cierto. Estos son los que repiten lo que oyen y hasta le aumentan sea porque crean, porque les conviene, o porque les gusta ser protagónicos, Los que no creen callan por temor a ser tenidos como ignorantes por ir contra la corriente…
Esto es cosa de los masones, me dijo un muchacho que a las primeras de cambio demostró no saber ni lo que es la masonería…… Otro me dijo que se trata de un ensayo social para cuando vengan los extraterrestres, y otro dijo que era un ensayo para el fin del mundo que ya viene… (Si no viene, así como nos portamos lo vamos a traer). Muchos creen que es el nuevo modo de hacer la guerra entre las naciones, guerra biológica y guerra económica….Otros dicen que fue inventado en un laboratorio…… Y me imagino que no han de faltar los que digan que nos lo mandaron desde algún planeta lejano para acabar con la humanidad y robarnos “el loro” … ¡ Ah,la imaginación de la gente!
Ya lo había dicho el escritor italiano Umberto Eco (1932-2016) el de El péndulo de foucault.. “Las redes sociales le dan el derecho de hablar a legiones de idiotas”.
Del coronavirus hay comentarios para todos los gustos, han salido miles de ‘expertos’ y cada quien dice lo que se le antoja… Unos dicen que tal medicina ayuda a debilitar el virus; la misma que otros dicen que lo hace más fuerte. Ciertamente en este bosque de sombras y luces resulta difícil distinguir lo cierto de lo falso. Con todo yo te recomiendo lo que dijo algún doctor: Preferible hacer el ridículo exagerando las precauciones, que no tomar precauciones y lamentar luego las consecuencias.
Creas o no creas, por ti, por los tuyos, por los demás, sigue la recomendaciones oficiales….

El Pilón.- Se le hizo una prueba a la humanidad y se encontró que era infantil, ignorante y cobarde… Los cálculos ‘más generosos’ reportan que apenas un 6.4% de la población estaría preparada para un encuentro con inteligencias superiores de otra partes del Universo…. La espera se alarga.
Pilón II.- Alrededor de 24,000 personas mueren cada día de hambre o de causas relacionadas con el hambre. Aunque las cifras bajan cada año, todavía son muchos, y triste saber que un 75% de los fallecidos son niños menores de cinco años. Para remediar este mal existe la vacuna, se llama alimento, pero muchos prefieren tirarlo a la basura antes que compartirlo…. Algo anda muy mal

Publicado en columna del lic. | Etiquetado , , | Deja un comentario