PLANTAS Q’CURAN Azafrán.

Crocus sativus es el nombre científico del azafrán. Es una planta perenne que alcanza los 30 cms de altura, posee un bulbo redondeado y carnoso, su interior es de color blanco. Sus hojas son radicales, lineales, las flores son grandes y de un hermoso color violeta y tres estilos largos y aromáticos de una tonalidad naranja. Por fruto cuenta con una cápsula de tres celdas en su interior en las cuales se albergan un sinfín de semillas.
El nombre viene del árabe persa zafrán con el articulo az. Según unos, la palabra significa amarillo, según otros significa estigmas. Lo cierto es que ha sido sustancia muy versátil. Los primeros datos indican que se usó como especia hace cinco mil años en Mesopotamia, según muestran ciertas tablillas cuneiformes que lo incluyen en una lista de condimentos.
Egipto fue, si no la cuna, sí el lugar del mundo donde más se estimó esta planta. En papiros de 4.500 años de antigüedad aparece el azafrán. Hacia el 2,300 a.C. aparece en ritos religiosos egipcios y también con fines gastronómicos.
Fueron los árabes los responsables de introducir el azafrán en la península ibérica. De España paso a América y a Europa, sobre todo a Gran Bretaña. Murcia (España), es el principal exportador mundial, seguido por Irán y Marruecos.
La especie posee un singular aroma, razón por la cual se empleaba en ceremonias, funerarias sobre todo, y en embalsamientos. También por su aroma es tan apreciada en la gastronomía.

Otra propiedad del azafrán es como colorante, y no sólo de alimentos, con azafrán, planta sagrada en la India, tiñen los sacerdotes budistas sus ropas
El azafrán destaca por ser una especie muy cara, 1 kg cuesta cerca de los 7,000 dólares (una libra unos 3,000 dólares). Y es que para juntar un kilogramo de azafrán se necesitan cerca de cien mil flores, de cada flor se colectan tres estigmas. Todo el proceso de cultivo y colecta es a mano y delicado… costoso. Por ser tan caro hay falsificaciones y adulteraciones, ya El rey inglés Enrique VIII era un devoto del aroma del azafrán y llegó a castigar con la muerte a los falsificadores
Beneficios del Azafrán.- El azafrán es una de las medicinas más antiguas, es sedante, expectorante, antiespasmódico, y además es afrodisíaco, por esta propiedad algunos lo llaman “Flor de San Valentín”.
Las propiedades terapéuticas del azafrán se conocen desde hace mucho tiempo. Lo menciona todos los médicos antiguos. Imhotep, médico del faraón Zóser, lo utilizaba en sus recetas. Una cita de referencia capital se encuentra en el Papiro Ebers, del 1500 a.C., hallado en una tumba de Tebas, donde el azafrán tiene uso contra afecciones oculares. En un manual médico de bolsillo escrito por Avicena a principios del siglo XI referido al azafrán se lee: Tonifica y da vigor dando lugar a una sensación hermosa de luz, clarividencia y bienestar; nada en verdad es tan útil para combatir la enfermedad del corazón.
Estas mismas propiedades son las que se conoce hoy en día y las que se pueden aprovechar de distintas maneras.
DIGESTIVO: Debido a su sabor un tanto amargo, es considerado como tónico estomacal, por lo cual se recomienda en pequeñas dosis para curar indigestiones de todo tipo, ya sean por tránsito lento, flatulencias o meteorismos.
En la menstruación: Posee cualidades como emenagogo y carminativo, por lo cual es utilizado para controlar o aliviar los dolores causados por la dismenorrea, amenorrea o como estimulante uterino. Sin embargo es importante no usarla en caso de estar embarazada
Vía externa: Desde hace muchos años se han usado enjuagues bucales con azafrán para aliviar el dolor por la dentición infantil, también para combatir las llagas de la boca, inflamación de encías y gingivits.
Es un discreto sudorífico, por lo cual se usa en casos de enfermedades eruptivas y fiebres en los niños.
Ayuda a reducir los niveles de lípidos en sangre. Ideal para pacientes con exceso de lípidos y triglicéridos en sangre.
Finalmente debemos señalar la importancia del azafrán en la gastronomía, en donde se emplea para dar sabor a distintos platillos y añadir color a muchos de estos. Es usado para aderezar el arroz. Sobre todo se busca el profundo sabor que da y la característica de teñir todo lo que toca de ese amarillo característico.
– Infusión. Se hierven 2 gr de azafrán en un litro de agua. Se beben dos tazas de esta infusión al día para mejorar la digestión.
.- Polvo. Con mucho cuidado y sin pasar la dosis señalado por el médico. Se emplea como carminativo, para estimular el aperitivo, y también para acelerar la menstruación.
.- Tintura. Se frota directamente sobre las encías para aliviar dolores.

Anuncios

Acerca de licvidriera

Leo, medito, escribo, vivo y escribo en la eternidad
Esta entrada fue publicada en plantas medicinales, Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s