La columna del Lic. Vidriera… No lo mates, dale vida

¿Ya te diste cuenta? Ya se acabó el año. Te pregunto porque a veces ya va bien entrado el año y tú sigues por todo un mes o dos poniendo la fecha del año pasado en papeles que firmas. Sí, otro año que se va y, como andan diciendo muchos y muchas en el facebook, ni tiempo tuvieron para rebajar, otros ni siquiera alcanzaron a empezar a cumplir sus propósitos de años nuevo y ya van a proponerse otras cosas… que tampoco alcanzarán a cumplir para cuando se acabe el año…¡qué tercos!

Lo que pasa es que estos años de ahora se acaban muy rápido. Te digo, los años de antes eran de mejor calidad, duraban más… ¿te acuerdas cómo se hacían largos los años cuando estabas en la escuela? Y de una Navidad a otra no pasaba un año, pasaban eternidades. Todo ha cambiado, simplemente ya no se hacen las cosas para que duren hasta que se acaben, como antes, ahora todo es desechable, hasta los años.

Hoy se hacen las cosas para que al primer uso se quiebren, se desconchinflen y ya no sirvan, porque es necesario que se sigan vendiendo cosas paraseguirproduciendoparaseguirvendiendoparaseguirproduciendo….…. ¡Para seguir produciendo basura!  ¡Eso es lo que más producimos!

Pero te diré la verdadera razón del porqué las cosas ya no duran hasta que se acaben. Porque con toda intención se hacen para que no duren, para que no sirvan más que un rato. Porque los gobiernos del mundo no saben cómo mantener a la gente ocupada, y tienen miedo que al hacer cosas que duren mucho, va a llegar el día en que la gente no tenga qué hacer… porque la gente no sabe qué hace cuando no tiene qué hacer. ¿Te imaginas lo que sería de un país como China con unos 500 millones de chinos sin nada qué hacer? Le pasaría lo mismo que vemos cuando aumenta el desempleo… aumenta el crimen…se descompone la sociedad.

Nuestra sociedad necesita muchos arreglos y uno importante es dar esperanza a nuestras nuevas generaciones, enseñarlos a ocupar el tiempo, enseñarlos a no perder el tiempo… Enseñarles el valor del tiempo, enseñarles a hacer cosas que duren, para que también ellos duren en el tiempo.

El otro día se me acercó una persona en el trabajo y me pidió que le ayudara con algo… y para convencerme añadió, “para que lo vean que está ocupando en algo el tiempo muerto” Se refería a que ya habíamos terminado las tareas importantes de ese día y faltaban casi dos horas para la salida.  “Yo no tengo tiempos muertos” le dispare sin apuntar… Se lo dije porque es cierto, y no sólo porque me estaría insinuando que me iba a “hacer menso” para matar El tiempo.

Yo soy de los que piensan que matar el tiempo debería ser un delito grave, deberíamos de castigar a todos esos que van por la vida matando el tiempo, porque el tiempo es de todos y nadie tiene derecho a matarlo. Más bien deberíamos darle vida, el tiempo muerto es triste, el tiempo vivo es alegre, es feliz. Si vez un tiempo tristón y decaído, dale vida, anímalo, porque necesitamos del tiempo.

Aunque te diré que los que se dedican a matar el tiempo de perdido hacen algo, se necesita tener un poco de iniciativa y talento para matar el tiempo. Los que no tienen perdón de Dios son los que pierden el tiempo. Si matar el tiempo es pecado, perder el tiempo es la peor cosa que puedes hacer con el tiempo, ¿cómo puedes dejar que se pierda una cosa tan valiosa? ¿Que no te enseñaron desde niño que el tiempo es oro? Y tú dejas que el tiempo se te pierda, como si no te importara… Al que tenga la maña de perder el tiempo ya no le deberían de dar más…

Se acabó otro año, pero no te preocupes. Que se acabe otro, que pasen otros y mil más, porque lo que se acaba es un calendario, no el tiempo. Si vives tu tiempo al máximo, qué importa que cambie de nombre el calendario. Dale vida a tu tiempo y el tiempo te dará vida… y la vida te dará tiempo, que solo el tiempo vivo cuenta, si lo matas te estás matando tú mismo…  y al matar el tiempo, como dijo Nosekién, estás arruinando la eternidad, tu eternidad… y todos estamos en la misma eternidad. Por eso no te deseo feliz año, yo salí más fregón, Yo te deseo Feliz Eternidad….

Salud y Saludos.

  Los sabios no tenemos tiempos muertos, los necios no tienen tiempos vivos…

Anuncios

Acerca de licvidriera

Leo, medito, escribo, vivo y escribo en la eternidad
Esta entrada fue publicada en columna del lic. y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s