La Columna del Lic. Vidriera. Rituales de Año Nuevo

Solo en esta ocasión me tomaré la libertad de publicar aquí la Columna del Lic antes de que salga el lunes en El Aviso, pero pude ser que a algunos les sirva leerla antes del lunes…

 

A ver si ahora sí… a ver si este año sí….  La maña de no reconocer y la terquedad de intentar lo imposible… Si desde hace cinco años que llevas haciendo el propósito de bajar de peso hubieras hecho y cumplido el propósito de no subir de peso, otro gallo te cantara.. Todavía estás a tiempo, de ponerles mejor nombre a tus propósitos, y nomás con que les cambies de nombre verás las cosas de otro modo… En lugar de decir Este año Voy a rebajar. Di No voy a engordar... en lugar de decir Este año Voy a hacer dinero, di no voy a gastar lo que no tengo. Voy a ahorrar… Hay muchas promesas que solemos hacer al iniciar un año, pensando que con el cambiar de calendario o ponerle otro nombre (con números) al año, las cosas van a cambiar… para bien, creemos todos.. ¡¡¡PRÓSPERO AÑO !!! nos deseamos… Pero no faltan los supersticiosos y agoreros que presagian años malos y años buenos…. no con las oscuras, elaboradas y misteriosas predicciones de Nostradamus, sino con un simple verso ranchero como “año de tunas, año de fortunas. Año de nopales, año de males”, o el otro muy conocido, “año de nones (como el pasado 17) año de dones, Año de pares  (como este 18) año de pesares”

Pobre del que se acomplendeje más de los necesario, de seguro que tratará de cumplir las predicciones, por malas que sean.

Hay que ser sabio al momento de proponerse algo… por ejemplo, se me vine a la mente hoy que con las nostalgias se nos renueva el deseo de volver, volver, volver… y un compadre me decía el otro día que vino a ver si le tenía un regalo (no le tenía nada), que este año si se regresa al pueblo. (Ya van diez años que dice lo mismo).

Mucho cuando se vinieron “al norte” traían un propósito y lo cumplieron, hicieron su casita en el pueblo, muchos hicieron casota, pero se sacaron lo mismo, estaban tan enredados en el norte que ya no pudieron volver al sur, y allá está la casa sola esperando, o algún pariente la está aprovechando.

Mucho más bien les hubiera hecho a muchos el hacer una casita en el lote de todos, con su crucecita adornada, con unos floreros de cemento a los lados  por si alguien les lleva flores y alguna imagen del Sagrado Corazón de otro santo de su devoción, porque muchos allí es a donde regresaremos, sí señor,  al panteón del pueblo. Allí es donde deberíamos de hacer casa, y no en el pueblo a donde no regresaremos a vivir.

Así que si tu propósito de este año es regresar al pueblo, piénsalo seriamente, porque puede ser que se te conceda, pero no a vivir en la casa que hiciste, sino en esa otra que a toda prisa hará el sepulturero. No es que yo quiera desearte una desdicha… Pero hay que ser realistas.

Todos los años traen cosas buenas y malas, todos los años traen dones y fortunas, y todos traen males y pesares. Kaduno puede hacer lo mejor del año, aprovechando las oportunidades, las que le toquen y las que desaprovechen los demás, y hasta haciendo que las cosas sucedan… cuando no suceden por sí solas; o Kadakién puede buscarse lo peor si no sabe aprovechar las oportunidades y si deja que se le duerma el gallo.

No hay que dejarse intimidar por el tiempo, aunque a veces parezca que pasa muy rápido… y otras lento, la verdad es que es constante su velocidad, 60 segundos por minuto y 60 minutos por hora… así fue y así será por los siglos de los siglos.

Sean semanas meses o años, el tiempo es para vivirlo, para aprovecharlo, para ser felices. Donde no puedas lograr un beneficio contante y sonante que te dé felicidad, saca una experiencia que enriquezca tu conocimiento y fortalezca tu espíritu… Donde algunas mentes no muy desarrolladas ven un fracaso, las mentes vivas ven una lección, un beneficio contante y sonante.

Si las supersticiones te ayudan a auto sugestionarte, haz tus rituales supersticiosos de principio de año, o a cualquier hora… de cualquier día, pero ten en cuenta que serán la sugestión y tu empeño los que lograrán resultados… no las tarugadas “mágicas” que hagas. Porque si tienes fe en supersticiones, pero no tienes fe en ti mismo… tiempo perdido.    Ahora que si vas a caer en la tentación de hacer rituales, hazlos para toda la vida, si ya tienes al genio fuera de la lámpara, no seas atarantado, pídele para toda la vida no nomás para un año.

Los calendarios se acaban, la vida sigue hasta que se acaba.

¡Feliz eternidad! 

Esos son deseos no fregaderas

Anuncios

Acerca de licvidriera

Leo, medito, escribo, vivo y escribo en la eternidad
Esta entrada fue publicada en columna del lic. y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s